El anuncio de la Compañera Rosario Murillo, sobre la prohibición del traslado de sustancias combustibles como bidones de gasolina y cilindros de gas, en unidades de transporte colectivo es considerado por la población capitalina una acción necesaria que evitará expone al peligro la vida.

Con más de veinte años de vender gas butano, la señora Carmen Posos, resaltó que la iniciativa del Gobierno Sandinista de no permitir el transporte de estas sustancias altamente peligrosas en los buses es una forma de evitar tragedias.

“Es una excelente medida porque eso es peligroso. Ir en un bus con un tanque de gas donde va tanta gente no solo le pasaría algo al del tanque, sino que a todos los que van ahí”, aseguró.

Sobre las medidas que ella toma con sus clientes, indicó que “Se lo llevan a pie, en un carretón o bicicleta, gente que viene de cerca. El que veo en moto son los que van a dejar a domicilio”.

Otro vendedor de cilindros de gas es el señor Estanislao Orozco Huembes, quien tiene su negocio en Tipitapa.

Estanislao enfatizó que las sanciones que estará ejecutando la Policía Nacional son necesarias ya que hay mucha gente que no acata las orientaciones.

“Nosotros como humanos no comprendemos a veces que cosas así son necesarias. Ojalá que la gente entienda que no deben llevar estos cilindros en buses”.

“Yo les digo que no lo hagan, que se acuerden que está prohibido y es por su seguridad y la de los demás”.

“Acá vienen personas que viven acá cerca. La medida del gobierno está buena para evitar problemas”.
Por su parte, el señor Narciso Romero, compra cada cuatro meses el cilindro de gas de 25 libras, para el uso diario en su hogar.

“Esta medida es excelente porque en los buses se corre mucho riesgo, van niños y personas, en fin en un accidente sería una tragedia”.

“Yo vivo cerca y lo llevo en la mano, pero para el que vive largo no lo debe llevar en un bus o donde hay mucha gente”, añadió.

Jazmina Gaitán Dávila, tiene un puesto de tortillas en uno de los barrios de Managua. Ella reconoce que existen personas que no toman las precauciones necesarias en el hogar al comprar un cilindro de gas.

“No se debe trasladar el bus, para eso se puede hacer el pedido en una agencia y se lo van a dejar”.

En su caso y teniendo un negocio donde el fuego es constante, Jazmina asegura que “Nosotros llamamos a la agencia y lo traen en una moto. Nosotras lo mantenemos largo de la cocina y sobre todo del fuego”.

Asimismo Violeta Taylor dijo que “Hacemos el pedido en moto, es más seguro, pero así se corre riesgo y hasta el momento no ha habido ningún problema. Esa medida está bien sobre todo por seguridad de los niños que muchas veces llevamos a los niños”.