El Gobierno de la República de China Taiwán, a través de su Embajada en Managua, entregó al Gobierno de Nicaragua un aporte de 800 mil dólares para financiar el programa productivo Hambre Cero, mismo que se ejecuta a través del Ministerio de Economía Familiar Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA).

Desde el año 2008 hasta la fecha, el Gobierno de Taiwán ha aportado 7 millones 921 mil dólares para respaldar a 22 mil familias protagonistas del programa Bono Productivo Alimentario (BPA) en su lucha contra la pobreza.

El convenio de cooperación fue suscrito entre el Embajador de Taiwán en Nicaragua, Rolando Jer-Ming Chuang y la titular del MEFCCA, María Auxiliador Shiong.

El Embajador de Taiwán manifestó que el Ministerio de Economía Familiar es un ministerio diseñado especialmente para empujar a Nicaragua hacia adelante, impulsar a la familia, a la comunidad, a la cooperativa y al país.

Dijo que la cooperación con el programa Hambre Cero se enmarca en la lucha contra la pobreza. "El hambre destruye al hombre, el hambre quita la dignidad del hombre", señaló Chuang al resaltar que el programa hambre cero le da la satisfacción alimenticia a la familia.

Por su parte la titular del Mefcca, María Auxiliador Shiong, indicó que el Programa Hambre Cero se implementó desde el año 2007 como un eje fundamental para la erradicación de la pobreza.

Shiong mencionó que algunos de los resultados positivos de ese programa son el aumento de la producción, ahorro familiar y creación de un capital semilla asociativo, inversión de proyectos de producción, empoderamiento de la mujer, activación de la economía local y de la industria avícola y porcina.

"Esto nos ha permitido a nosotros venir construyendo un modelo de economía familiar comunitaria que es el fin de este ministerio, por lo tanto agradecemos al hermano pueblo y gobierno de Taiwán por el apoyo que han venido realizando a nuestra estrategia de erradicación de la pobreza", señaló la ministra.

Finalmente Shiong detalló que el desembolso hecho por Taiwán servirá para llevar ese programa a más de dos mil 400 familias que viven en la zona seca del país.