El gobierno de Nicaragua dio la bienvenida a su patria a 31 nicaragüenses, 27 varones y 4 mujeres, que fueron repatriados desde distintos estados de EEUU este miércoles.

A su llegada al país, las autoridades nacionales hicieron entrega de un aporte económico para que los repatriados pudieran movilizarse a sus lugares de origen.

Del mismo modo pusieron a su disposición transporte a las distintas terminares de buses intermunicipales, se les entregó un refrigerio y se dispuso un teléfono para que pudieran comunicarse con sus familias.

“Hay muchos programas que el gobierno está impulsando para que ustedes (los repatriados) puedan ser parte de esto”, explicó a los connacionales Isayana Chávez, Especialista de Asuntos Consulares.

Por su parte el Capitán Cristian Ramírez, jefe de auxilio judicial del Aeropuerto, explicó el procedimiento para poder proceder a dirigir a cada repatriado a su lugar de origen.

Además les fue entregadas las pertenencias que las autoridades estadounidenses ocuparon a los nacionales así como sus documentos de identificación una vez que las autoridades de migración y extranjería revisaron los mismos.

Roberto Navarro es repatriado por segunda ocasión. Su experiencia en Lousiana, le trae hoy una perspectiva distinta del llamado sueño americano.

Navarro radicó 17 años hasta su primera deportación en 2010. Luego regresó al país norteamericano y
estuvo 4 años más hasta ser repatriado nuevamente.

“Honestamente si arreglé (mi situación) pero tuve un problema y me quitaron mis papeles. No tenía para pagar el abogado, lo más importante allá es el dinero”, explicó.

Del mismo modo, con solo dos meses de haberse establecido en Houston, Horacio Bravo, se mostró contento por el buen trato de las autoridades nacionales y aseguró hoy amar a su patria más que antes por el cálido abrazo con el que fue recibido.

“Si, me siento bien, me siento bienvenido nuevamente en Nicaragua. Yo les recomiendo (a los que piensan emprender el viaje) que no lo hagan porque está bien peligroso, está difícil, mejor que se queden aquí en su país”, afirmó.

Los nicaragüenses que se reunieron hoy nuevamente con sus familias tuvieron también acceso a un botiquín de salud y al igual que a todo el que ingresa al país por la terminal Aérea Augusto C. Sandino, pasaron por el chequeo rutinario de salud.