Nicaragua clausuró el primer congreso de Vivienda de Interés Social llevado a cabo por el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) en el que participaron expositores de El Salvador, Honduras, Colombia, México, Bolivia y Cuba.

Durante el encuentro, los expositores presentaron distintas experiencias, que están facilitando y transformando la forma de construcción de viviendas para garantizar el bienestar de las familias.

Fabricio Munguía, director de suelo y vivienda de la Alcaldía de León, comentó que esta ciudad es pionera en la implementación del programa de expansión rural a través de los lotes, dirigido a familias de bajos recursos económicos.

“A la fecha hemos construido 4,700 lotes dando respuesta a las familias. Nosotros hemos trabajado en función de que estas familias tengan el beneficio de optar a un lote con precios módicos que puedan estar al alcance de sus ingresos”.

“Nos encargamos de la venta de lotes, pero sabemos que la demanda de viviendas es muy grande, por eso el programa trabaja en función de dar respuesta a las familias con un lote. Dentro de la municipalidad tenemos planes de viviendas con el gobierno y las cooperativas de vivienda por ayuda mutua, ya que nosotros como entidad auxiliar de la Alcaldía estamos apoyando a estas cooperativas para optar a financiamiento para una vivienda, un subsidio ante el Invur o exoneración de impuestos para la compra de materiales”, manifestó Munguía.

Canal interoceánico incrementará urbanizaciones

El ingeniero Ariel Cano Cuevas, consultor y ex ministro de vivienda en México, aseguró que “El proyecto del canal por ejemplo va a acelerar el proceso de urbanización, en ese sentido Nicaragua tiene que de las experiencias latinoamericanas, en particular yo veo que Managua, el centro histórico es un área privilegiada con una ubicación muy buena donde se podrían apoyar proyectos de viviendas de interés social donde convivan usos mixtos como viviendas y comercio”.

Densificación y vivienda vertical

En las grandes urbes la densificación y la verticalidad habitacional se ha convertido en una manera de ahorro y de mejora en la calidad de vida. En Nicaragua según aseguraron especialistas invitados se debe pensar en construir de esta manera.

“Con esto te ahorras suelo para atender la demanda de vivienda. Ese suelo es muy caro, además tiene que poner más material hidráulico, más eléctrico y más drenaje, por eso para la ciudad y el país el modelo de vivienda vertical le genera ahorros importantes”, explicó Cano.

“Ahora el reto está en cómo hacemos que la vivienda de interés social también pueda beneficiarse de la vivienda vertical”, indicó el representante de México.

Nuevas técnicas constructivas

Ariel consideró que es necesario adquirir nuevas técnicas constructivas en Nicaragua, además mantener las estructuras de construcción diferenciada para aprovechar materiales locales que san vigilados por profesionales que creen modelos distintos pero de calidad.

“Hoy sigue siendo dominante el bloque y el ladrillo. Hay muchas técnicas nuevas como por ejemplo los moldes donde se cuela el concreto y hace que la producción sea más rápida; entonces para la industria desarrolladora de vivienda es bueno que adquieran y conozcan nuevas tecnologías”, concluyó.

Vanesa Gómez, co-directora del Invur, sostuvo que las construcciones verticales en otros países sirve a Nicaragua “de referencia para fututos estudios que podamos estar desarrollando, hablando de viviendas que sean sostenibles, que aseguren a las familias desde el primer momento de la construcción”.

Por su parte, Angélica Núñez, especialista en vivienda para el Banco Mundial (BM), enfatizó que Nicaragua ya ha dado el primer paso en reconocer a la vivienda como un sector prioritario para las familias.

“Es una necesidad económica y para muchas personas es un lugar de trabajo. Nicaragua está haciendo muy bien en aprender de lecciones de otros países en las que nos indican que la vivienda no es solo una pared y un techo, sino que también es el entorno, para ello hay una necesidad importante de inversión pública en infraestructura y servicios”.

“Como Banco Mundial queremos apoyarlos con financiamiento, asistencia técnica, poniéndolos en contacto con otros gobiernos y ejemplos exitosos, roles nuestros siempre”, sentenció.

El Secretario General de ANDEN, profesor José Antonio Zepeda, recordó que gracias al gobierno sandinista en la actualidad se han entregado unas 1,300 viviendas a docentes que en su mayoría viviendas en los departamentos.

“Esto tiene que ver con las gestiones del gobierno del presidente Daniel Ortega para que nos convirtiéramos en sujetos de crédito a través del programa de vivienda de interés social. Esto ha permitido los trabajadores la posibilidad de obtener el crédito para una vivienda que facilite estar en mejores condiciones con la familia”.