Miembros de la banda “El Chofer”, implicados en el asesinato de cinco agentes policiales el pasado 15 de agosto en la comarca Santa Rosa, en el municipio de Bluefields, fueron llevados ante el Juez Henry Morales, en la audiencia preliminar por los delitos de asesinato, crimen organizado, portación ilegal de armas y robo agravado, misma que ha iniciado en horas del mediodía de este miércoles 9 de septiembre.

El proceso judicial se lleva en contra de Juan de Dios Rodríguez, Carlos Antonio García y Sotero de Jesús Alvarado, aunque también se encuentra implicados y prófugos de la justicia Jairo Oporta, Gabriel Reyes, Eliborio Omar Suazo Calero, Tomas Téllez, Luis Téllez Rostran, Jerónimo Aguilar Reyes, Pablo Cruz López, José Flores y Denis Moncada.

Durante la audiencia preliminar, la fiscal Kenia Jirón relató los hechos en los que presuntamente se vieron involucrados los antes señalados, quienes accionaron contra efectivos policiales con el objetivo de liberar al jefe de la banda, el sujeto Jerónimo Aguilar, quien había sido capturado por los agentes en una operación anterior.

“El Ministerio Público solicita que los hechos descritos en los que se constituyen los delitos de crimen organizado, asesinato, robo agravado, tenencia ilegal de armas, acusando a los señalados en calidad de co-autores en concurso real, así mismo señalo los elementos de convicción que el Ministerio Público tiene hasta el momento para sustentar la acusación representada, entre ellas las testimoniales de los efectivos policiales y testigos” destacó.

Otras de las pruebas con las que cuenta la fiscalía y que serán utilizadas durante el desarrollo del proceso judicial son los dictámenes médicos de los fallecidos, ante tales recursos, el órgano acusador solicitó al Juez Morales la admisión de la acusación y solicitó la medida de prisión preventiva para los procesados, así como orden de captura para los que aún no han sido capturados por las autoridades policiales.

“El Ministerio Público en base a los artículos 166 y 167 del Código Procesal Penal solicita que se imponga la medida cautelar en contra de los acusados de prisión preventiva, ya que nos encontramos ante un delito grave que merece pena privativa de libertad, ya que se han vulnerado derechos y bienes jurídicos, entre estos la vida de los oficiales de policía” destacó.

Ante tal solicitud, el Juez Morales dio lugar a la acusación e hizo efectivo el cumplimiento de las medidas cautelares, ya que esta cumple con los requerimientos de ley.

“Es consideración de esta autoridad judicial en el ejercicio de la acción penal en la causa que nos ocupa y viendo que efectivamente se ha cumplido con los requisitos de ley que se establecen en los artículos 77 del Código Procesal Penal, encontrando en la relación de los hechos mostrados por la fiscalía datos referentes a las fechas, horas y lugares en los que se presumen ocurrieron los hechos que involucran a los acusados” detalló.

“Admitida la acusación y cumpliendo con el artículo 264 del Código Procesal Penal, procedo a convocar a las partes a audiencia inicial el próximo siete de octubre de este año a las nueve de la mañana. Una vez admitida la acusación y convocado a las partes, damos cumplimiento a la otra finalidad de la audiencia como lo es dictar orden de prisión preventiva contra los señalados y orden de captura en contra de los que aún no han sido capturados” finalizó.