La limpieza constante a lo interno de las casas, desechar todo aquellos objetos que acumulen agua en su interior y que por ende pueda convertirse en un criadero de mosquitos, son algunas de las recomendaciones que realizan los brigadistas de salud a las familias nicaragüenses durante sus visitas casa a casa en la jornada de lucha contra las epidemias como el dengue y el Chikungunya.

En el barrio Villa Venezuela del Distrito VII de Managua, un equipo de trabajadores de la salud se dieron a la tarea de recorrer cerca de 700 viviendas, donde además de realizar la fumigación de las casas también instaron a las familias a desarrollar labores de prevención desde sus hogares, recomendándoles la limpieza, el cepillado de barriles y tanques con agua, mantener tapada el agua, entre otras.

“El plan de nosotros es la eliminación de mosquitos para evitar la cadena de transmisión del dengue y chikungunya y sobretodo decirle a la población que esta es una parte de eliminación, pero falta la otra parte de prevenir la enfermedad eliminando todos los depósitos inservibles que tengan en sus viviendas y tratando de mantener limpias sus viviendas, porque esta no es solo una lucha del Minsa sino de toda la población, porque la solución está en sus manos, entonces hay que disponerse a limpiar las viviendas”, manifestó José Cordero Reyes, supervisor de brigada.

El doctor Santos Ortiz, epidemiólogo del Centro de Salud Villa Libertad, indicó que están trabajando orientados a sensibilizar a la población nicaragüense en la importancia de prevenir las enfermedades eliminando los criaderos, manteniendo limpios sus patios, tapando los barriles y todo recipiente con agua y desechando todo aquel objeto que tengan en sus patios que ya no utilicen y que pueda acumular agua en su interior como plástico, juguetes, latas, zapatos viejos, botellas de vidrio, llantas, entre otros.

Señaló que en estas visitas están rescatando aquellas casas que en la primera visita se encontraban cerradas o renuentes a permitir que los brigadistas ingresen a sus casas.

Úrsula del Carmen González aseguró que el trabajo de los brigadistas es muy importante para la prevención de enfermedades, garantizando la salud de la población, sin embargo destacó la necesidad de que como pobladores se sumen a esta lucha contra las epidemias no solo manteniendo limpias sus casas, sino permitiendo que los brigadistas realicen sus trabajo de fumigación y abatización en las viviendas.

“Nosotros debemos mantener limpios nuestros hogares, nuestro sitio de trabajo, no tirar basura a la calle, no mantener destapados los recipientes con agua ni basureros ilegales para así evitar la propagación de enfermedades. Es recomendable que las familias nicaragüenses les abramos las puertas a los brigadistas de salud para verificar como están nuestros hogares, nuestros sitios de trabajo y así erradicar los criaderos de mosquitos”, comentó Azucena Rodríguez.

María Avilés afirmó que la lucha contra las epidemias debe iniciar en las casas limpiando y desechando todos aquellos calaches que ya no se utilizan, no dejando barriles o baldes con agua destapados, no tirando basura en las calles o patios de sus casas y más importante aún dejando que el personal del Minsa realice sus labores de abatización, fumigación y destrucción de los criaderos.

“Mantener limpia la casa, sin charco y dar la oportunidad a los del Minsa que abaticen o fumiguen para que el control sea parejo”, dijo Avilés.