Como un hecho lamentable es calificado por el analista político Fanor Avendaño las agresiones a las que han sido expuestos los efectivos de la Policía Nacional por parte de personas que tratan de desestabilizar la tranquilidad de nuestro país a través de acciones vandálicas, las que muchas veces ponen en peligro la vida de los ciudadanos.

“Me alegra muchísimo que se estén aclarando los hechos ocurridos hace unos días, en los que se pretendía inculpar de forma no bondadosa al partido de gobierno y a la Policía Nacional, por lo tanto, el accionar jurídico del Poder Judicial me satisface y da garantía y confianza a la población del actuar de la institución”, señaló.

Así mismo, el jurista, se refirió al comportamiento que han tenido algunos representantes de organismos derechistas que se cobijan bajo el argumento de la “defensa de la democracia” en el país.

“Lamentamos el presunto involucramiento de una persona que trabaja en un Organismo no Gubernamental, Mónica Zalaquett; esperamos que la situación se aclare, todos los ciudadanos tienen derecho a manifestarse, siempre y cuando esté bajo el marco del estado de derecho y al orden público”, añadió.

Llamado a la cordura

Así mismo, Avendaño hizo un llamado a los nicaragüenses a mantener la cordura y el respeto, sobre todo ahora que se aproxima un proceso electoral en nuestro país, en el que al igual que en procesos anteriores debe prevalecer la democracia.

“Los partidos políticos, grupos sociales, tienen que marcar su actuación para dar testimonio de civismo y lucha no violenta, que es lo que el pueblo de Nicaragua ha logrado desde la guerra. Hago un llamado a los grupos políticos a respetar la ley y a los efectivos del orden público, pues de manera amenazante los han atacado, lo cual no abona a un clima pre-electoral y en el caso de los partidos políticos, la violencia no favorece a nadie, más bien perjudica al país” refirió.

“Hay que verificar constantemente a la gente que azuza (…) y evitar que personas inocentes sean acarreadas a hechos violentos. Los partidos políticos deben de saber quiénes están dentro de sus órganos partidarios y crean zozobra dentro de sus propias bases. Nicaragua se aproxima a un proceso electoral, el cual debe ser para ratificar el camino de la paz, progreso y restitución de derechos y no para defender a grupos que pretenden alterar el orden público”, finalizó.