Histórica. Solo así puede ser llamada la victoria 3 goles por 2 lograda por la selección de fútbol de Nicaragua ante su similar de Jamaica, en las eliminatorias para el Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Jugando en Kingston, la selección jamaiquina nunca pensó que la débil Azul y Blanco iba a dar la sorpresa y hacerla deslucir a lo largo de todo un partido, en el que si bien los caribeños se desbocaron en busca de goles, nunca lograron hacer desfallecer a una Nicaragua bien plantada que vivía un verdadero sueño.

Las familias nicaragüenses pudieron ver en vivo este emocionante partido a través de la señal de Canal 6, Nicaragüense por Gracia de Dios, gracias al apoyo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que presiden el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo Zambrana.

Los pinoleros salieron a la cancha con todo el corazón y a penas pasados 4:27 minutos el amor a la camiseta dio su recompensa: caía el primer gol producto de un penal cobrado por Manuel Rosas.

No había pasado mucho tiempo y el país empezaba a creer en lo impensable: Carlos Chavarría a los 8:20 minutos anotaba el segundo de Nicaragua.

Luego de estos dos goles, durante todo el resto del primer tiempo Jamaica se empezó a llegar más a la cancha pinolera, pero se vio desconcertada ante una Azul y Blanco que supo manejar el balón y contener a un equipo caribeño presa de la desesperación.

Los intentos jamaiquinos se toparon con un arquero, Justo Lorente, metiendo mano y una defensa despejando todo balón cercano a la cancha.

Fuera de esta, el Director Técnico, el costarricense Henry Duarte, no paraba de dar órdenes y mover al equipo entero tratando de preservar esa victoria.

Al minuto 20 Jamaica tuvo una llegada peligrosa, pero un mal disparo del atacante caribeño suavizó la alarma en la cancha nicaragüense.

Desde ese minuto en adelante la rudeza de los rivales se hizo más fuerte, pero el director técnico de la Azul y Blanco supo administrar los tiempos y con un buen toque se supo evitar mantener el 2-0.

Al minuto 37:15 Nicaragua pierde una pieza clave de su nomenclatura: Norflan Lazo resulta lesionado y abandona el partido. En su sustitución Duarte mete al terreno de juego al internacional Juan Barrera, quien poco tiempo demostraría su valor en el equipo.

Al 47:20 un pase precisamente de Juan Barrera a Luis Galeano le daría la ventaja 3-0 a Nicaragua.

Posteriormente, Jamaica impactó con dos goles que hicieron tambalear a la selección pinolera, pero no evitaron el final anunciado: un sueño, una victoria que nos hacer sentir aún más orgullosos de ser nicaragüenses.