Como una voluntad política de prioridad, el Gobierno Sandinista ha reforzado la Merienda Escolar en el corredor seco del país, teniendo un impacto positivo en las escuelas de zonas rurales, donde ha mejorado la retención escolar y el rendimiento académico de los niños y niñas.

La compañera Uberlinda Montenegro, Directora del Centro Rafaela Herrera, en el municipio de Ticuantepe, manifestó este viernes que el reforzamiento de la Merienda Escolar, ha sido como una bendición para este centro de estudios, donde acuden más de 500 niños de escasos recursos.

“Para nosotros la noticia que ampliarían la merienda escolar fue recibida con motivo de alegría. Agradecemos a Dios primeramente, a y al Comandante Daniel y la compañera Rosario por esta bendición. Los padres están muy contentos, porque esto nos va a ayudar mucho para la nutrición de los niños, y para que estos asistan todos los días a clases”, refirió.

Explicó que el Comité de Padres de Familia de este centro, también aporta para la preparación de estos alimentos, y para complementar la merienda, por lo que este programa ha sido un éxito, porque se está poniendo en práctica el modelo de Responsabilidad Compartida.

La madre de familia, Isaya López, sostuvo que con la merienda responsable, se garantiza que los niños tengan una buena nutrición, y de esta manera no fallen al colegio. Además ponen más atención a las clases y salen mejor.

“Como padres de familia, nos sumamos a este programa, tenemos un rol para hacer cada día la comida, y aportar también a esta merienda. Los niños no aguantan hambre y no se enferman. Con este programa ellos comen y estudian”, indicó.

Por su parte, la estudiante Jessica Herrera, dijo sentirse contenta por ser protagonista y parte de la Merienda Escolar reforzada, la cual aseguró ser muy importante para su desarrollo natural.

“Agradecemos al Gobierno del Presidente Daniel y la compañera Rosario que se han preocupado por nosotros, porque antes nada de estos existía. Ahora también no solo nos dan el desayuno, tino que también el almuerzo, por lo cual estamos alegres”, manifestó.

De igual forma, la estudiante Kelly García, destacó el reforzamiento de la merienda escolar como una bendición de Dios, en un colegio donde hay muchos niños y niñas de escasos recursos.

“Pienso que es una bendición que el Gobierno haya mandado la comida al colegio, porque así nosotros vamos a comer, y los padres ya no van a tener esa preocupación. Los padres ya no se tienen que preocupar para darles dinero para el desayuno, sino que vienen aquí a la escuela y comen”, refirió.

Esta estudiante, destacó que ahora que se les garantiza el almuerzo a los pequeños, pueden llegar a sus casas, y realizar tranquilamente sus tareas, con más energías y mejor nutridos.