Brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), personal médico del Centro de Salud de Villa Libertad y pobladores del barrio Laureles Norte, amanecieron luchando contra el dengue y chikungunya en una jornada de fumigación y destrucción de criaderos.

La jornada que inició en horas de la mañana contó con la participación de las familias del barrio Laureles Norte que permiten a los brigadistas entrar a las viviendas para realizar el trabajo de fumigación de manera efectiva.

Mientras tanto el personal médico del centro de salud de Villa Libertad brinda recomendaciones a las familias para que la lucha contra el dengue y el chikungunya de resultados positivos.

Entre las recomendaciones destacan mantener las viviendas limpias, botar las botellas y trastes que puedan servir como potenciales criaderos de zancudos y participar en las jornadas de fumigación y abatización.

Los pobladores de este barrio solicitaron a la delegación del Distrito VI que llegue a limpiar la basura que está acumulada en el sector del cauce, debido a que es un potencial criadero de zancudos.

“Esta fumigación está buena porque está dando esa enfermedad del chikungunya, a mi no me ha dado gracias a Dios y dicen que a la gente queda con las manos adoloridas y los huesos también, además de calentura, por eso le pedimos que vengan a realizar esta limpieza y vengan a cerrar ese boquete (señala el cauce)”, dijo Maura Díaz Rodríguez.

“Estas jornadas nos parecen bien, porque mientras uno limpia sus casas no hay tantas enfermedades y se complementa con el trabajo que realiza el MINSA. Yo sacó los calaches, la basura y limpiar las aguas sucias”, comentó Cindy Fletes.

Doña Maritza Sánchez, también solicitó que se limpie el boquete que está lleno de basura, pues criticó que algunas familias de otras cuadras, llegan al lugar a depositar los desperdicios que podrían ocasionar muchas enfermedades a los vecinos más cercanos.

“Lo primero que hago es limpiar mi casa, me gusta mantenerla limpia para evitar las enfermedades”, comentó Sánchez.

En el barrio Laureles Norte se fumigaron más de 800 viviendas.