El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y el Jefe del Ejército General Julio César
Avilés Castillo, presidieron el desfile militar en saludo al 36 aniversario de nuestras fuerzas armadas, el que pudo ser apreciado por centenares de familias que llegaron de los diversos barrios de la capital.

El desfile militar “Pueblo-Ejército” se realizó en la Plaza la Fe Juan Pablo II, e inició minutos después que el Comandante Daniel y el General Avilés Castillo, hicieron la revista militar a bordo de un jeep, a los diferentes bloques de tropas de las fuerzas armadas, entre estos las navales, aéreas, terrestres y del Cuerpo Médico Militar.

El desfile se realizó en la Plaza La Fe, ante la presencia de centenares de nicaragüenses que reconocen en el Ejército de Nicaragua, una institución que está cerca del pueblo, al que apoya solidariamente en diversas circunstancias y particularmente antes los daños que puedan ocasionar los fenómenos naturales.

El desfile fue encabezado por la bandera de Nicaragua, la bandera del Ejército, después un bloque representativo de oficiales del Estado Mayor General.

Como ha sido una tradición en este desfile, cada uno de los bloques representativos pasaron revista ante el Jefe Supremo el comandante Daniel y la Comandancia del Ejército. De esta manera pasaron las fuerzas del batallón ecológico, el Comando de Operación Especiales.

También participaron efectivos de la Unidad Humanitaria de Rescate, comando de apoyo, asuntos civiles, el cuerpo de ingenieros y otras direcciones del glorioso Ejército de Nicaragua.

La población pudo conocer elementos de la técnica militar, como unidades blindadas, artillería terrestre, una batería de lanza cohetes múltiples de 107 mm, las unidades del servicio topográficos, las maquinas barreminas y la técnica especial que emplea el estado mayor de la Defensa Civil.

Igual conocieron las diferentes unidades que ayudan al combate del narcotráfico en sus diferentes planes, los carros blindados BTR-50-PU y un componente del batallón de infantería mecanizado general Juan Gregorio Colindres, así como el primer batallón de tanques T-55 de la Fuerza Principal de Golpe y Maniobra. El desfile lo concluyó el cuerpo de música militar “Soldador Pedro Cabrera (Cabrerita)”.

Al acto participaron diputados de la Asamblea Nacional, estudiantes del colegio Latinoamericano, miembros del gabinete de gobierno, el vicepresidente de la República General en Retiro Moisés Omar Hallesleven y miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país.

Ejército es la garantía de nuestra soberanía

Para el ciudadano Douglas Castellón que llegó junto a sus hijos a ver el desfile, comentó que nuestras fuerzas armadas dan la garantía de la defensa de la soberanía y nuestra patria.

Mientras Josué Ortiz, no pudo ocultar su alegría por presenciar por primera vez un desfile militar, agregando que el Ejército es un promotor de la paz en nuestras aguas, mar y tierra.

“Además realiza planes operacionales en apoyo a la población, combatiendo el narcotráfico y el crimen organizado junto a la Policía Nacional”, indicó Ortiz.
Martha Sánchez, pobladora del barrio El Riguero, enfatizó que ella también celebra el 36 aniversario del Ejército de Nicaragua, porque reconoce que ésta institución le pertenece al pueblo.

“Venimos a celebrar 36 años de Fundación del Ejército de Nicaragua, un ejército del pueblo, que nació del pueblo con esta Revolución Sandinista”, comentó Martha.

Mientras Carlos José Narváez, valoró la importante de contar con un ejército que cuide nuestras fronteras para que no se establezca el narcotráfico en nuestro país.

“Es una institución que no reprime al pueblo, como en otros países, sino que más bien apoya a su gente, ante situaciones de desastres naturales”, mencionó Carlos.

“Primera vez que vengo a este desfile, y me ha gustado, porque el Ejército ha exhibido todos sus recursos y componentes, con los que se garantiza la paz en Nicaragua”, citó Lucia Martínez del barrio San Judas.

Nuestro cuerpo militar fue fundado un 2 de septiembre mediante decreto 53 de la junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional bajo el nombre de Ejército Popular Sandinista, siendo en 1995 que pasa a llamarse Ejército de Nicaragua.