El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, encabezó el Desfile Militar conmemorativo al 36 Aniversario del Ejército de Nicaragua, realizado este jueves en la Plaza de la Fe “Juan Pablo II”.

Durante su mensaje, el Comandante Daniel recordó el origen de las fuerzas armadas nicaragüenses y todo el proceso de lucha que conllevó su consolidación para la defensa y servicio a la patria.

Bernardino Díaz

En su discurso el Daniel usó un espacio para reconocer el legado del líder campesino Bernardino Díaz Ochoa, asesinado un día 3 de septiembre de 1971 por la Guardia Somocista.

Fue “un símbolo de la lucha de los campesinos nicaragüenses por la justicia y por la libertad; y Bernardino dio su vida luchando por los campesinos, levantando la bandera Azul y Blanco de la patria y levantando la Bandera Rojinegra que nos heredó nuestro General Sandino”, subrayó Daniel.

Ley de Autonomía

El Comandante también recordó que un 3 septiembre, pero de 1987, la Asamblea Nacional, aprueba el Estatuto de Autonomía de la Regiones del Caribe Norte y Caribe Sur, donde quedaron establecidas como capitales Bilwi y Bluefields, cada uno con sus parlamentos autónomos.

“Esta es una lucha por la paz donde fue determinante la participación del Ejército, del Ejército Popular Sandinista, en ese proceso que llevó a los acuerdos de paz, fueron los primeros acuerdos de paz que se suscribieron en medio de la guerra. Se suscribieron y se convirtieron en Ley de la República el 3 de septiembre del año 1987, logrando Nicaragua dar un paso bastante adelante en toda la región de Nuestramérica en cuanto a lo que es el régimen de autonomía para los pueblos originarios, en este caso los pueblos miskitos, los pueblos mayagnas, los pueblos ramaquíes, los hermanos afrodescendientes, todas las comunidades del Caribe”, aseguró.

Querían desaparecer al Ejército

El mandatario manifestó que el actual Ejército de Nicaragua nació con la Revolución, teniendo como primer Comandante en Jefe al General Humberto Ortega Saavedra, quien estuvo al frente desde el año de 1979 hasta 1995, cuando fue aprobado por la Asamblea Nacional el Código Militar.

“Era la base que venía finalmente a consolidar el marco legal e institucional del Ejército de Nicaragua, porque fue toda una batalla entre los que querían desaparecer al Ejército aún cuando ya el Ejército en 1990 había quedado reducido a 20 mil combatientes, de más de 90 mil compañeros y compañeros que eran miembros permanentes del Ejército, más las milicias”, explicó.

En este punto, Daniel aseguró que fueron arrojados al desempleo más de 70 mil personas “como resultado de la política que se instaló en nuestro país y que con el pretexto de aplicar políticas económicas apuntaban a desmantelar al Ejército, a desaparecer al Ejército”.

El presidente de Nicaragua aseguró que aún así el Frente Sandinista siguió dando la batalla con el pueblo y con instituciones correspondientes como la Asamblea Nacional.

“Fue ahí donde se logró, frente a aquellos que querían desaparecer al Ejército, consolidar definitivamente al Ejército como una institución de la patria, de la nación, de los nicaragüenses, el Código Militar”, señaló.

Recordó que luego del general Humberto Ortega, le siguieron al mando del Ejército los generales Joaquín Cuadra, Javier Carrión, Omar Halleslevens y Julio Cesar Avilés Castillo.

El Comandante aseguró que hasta el año 1995 fue un período duro al ponerse en riesgo la existencia misma la institución. A partir de esa fecha se logró derrotar a las fuerzas más retrógradas y se logró entender y establecer que esta era una institución fundamental para la estabilidad, la gobernabilidad, el desarrollo económico y social del país, y para el combate a la pobreza, explicó.

Nuevas labores institucionales

Afirmó que en estos últimos años se ha sumado la importancia del Ejército en el combate al narcotráfico y el crimen organizado, la defensa de los recursos naturales, la protección de los bosques y para salvar vidas.

Al respecto, recordó que solo la Fuerza Naval ha logrado salvar más de 4 mil vidas en su historia, lo cual se incrementa exponencialmente si se suman las labores realizadas por otras unidades militares.

El Ejército también se destaca por la protección de los productores y las familias del campo, ello en coordinación con la Policía.

El mandatario nicaragüense reiteró el compromiso de cumplir con todas las metas que como nación y pueblos nos hemos trazado para garantizar la seguridad y estabilidad del país en todos los campos, lo cual se traduce en el derecho soberanos para defender el territorio, la vida y la seguridad del pueblo y para avanzar en la lucha contra la pobreza.

Durante el Desfile Militar, el Comandante Daniel saludó la presencia del Coronel General del coronel general Viktor Bondarev, Comandante de la Fuerza Aérea Espacial de la Federación de Rusia, a quien le entregó la Medalla Gran Cruz del Ejército de Nicaragua, General Juan Pablo Umanzor.

Al finalizar su mensaje, Daniel saludó a las familias de los héroes y mártires caídos en las filas del Ejército Nicaragüense.