Productores de marango se reunieron con el Sistema Nacional de Producción Consumo y Comercio para abordar el tema de la situación de este cultivo frente a la escasez de lluvias.

El marango es un árbol resistente, sin embargo, esta planta considerada milagrosa por las tantas bondades curativas y nutritivas se podría ver afectada en Chinandega y León, las zonas más secas del país.

Bayardo Alonso, presidente de la Asociación San Francisco de Asís en Sebaco, Matagalpa, dijo que además de estar pendientes de la falta de agua, les interesa fomentar el procesamiento del cultivo del marango.

“Estamos en una zona seca y sabemos que el marango es una alternativa productiva que nos da un complemento nutritivo para la familia y la parte animal”.

“Ahorita estamos preparando la planta de extracción del aceite para el procesamiento del marango y encapsulado del mismo, tenemos unos 160 productores afiliados a nuestra organización quienes estamos trabajando para la protección de una micro cuenta que nos ayudaría a regar este producto cuando nos afecte la sequía”, afirmó.

“Vamos a tratar de infiltrar agua también en nuestro territorio, ya tenemos unos 22 años de proteger esta micro cuenca en la parte de la reforestación y ahora queremos introducir el marango que es de uso múltiple y que contribuye al medio ambiente”, sostuvo Alonso.

Una alternativa ante el cambio ambiental

Cada vez más productores de todo el país están introduciéndose al cultivo de marango, debido a las bondades del árbol y a la valoración del gobierno que ha apoyado a los pequeños productores.

“Hay entusiasmo en los productores de marango que viven en el corredor seco. Recordemos que el gobierno ha venido a impulsar el programa nacional de marango, que ha venido dando a conocer las bondades de este cultivo”, enfatizó Miguel Obando, sub director del Inta.

Obando aseguró que “Las metas que se tienen para este año son unas 1,600 manzanas, además ya se han entregado semillas a unas 1,800 familias y estamos en este momento esperando que caigan las lluvias para el establecimiento”.

“Los productores decían que ellos tienen viveros para producción de semillas y follaje para el ganado que viene a favorecer a las familias que viven en el corredor seco. Se está hablando de proceso de cosecha de agua para alimentar por ejemplo los viveros de marango”, culminó.