Quinientas familias de los diferentes barrios del Distrito IV de Managua se convirtieron este miércoles en protagonistas de la quinta entrega de Plan Techo, que el Gobierno del Frente Sandinista continúa llevando a cada una de las localidades y comunidades del país, en aras de garantizar el bienestar y tranquilidad de los nicaragüenses ante las inclemencias del clima.

"Gracias a Dios vamos avanzando muy bien. Esta es la quinta entrega que se realiza en el Distrito IV, son 34 los que hoy se van a estar dignificando a través del esfuerzo de nuestro Gobierno, porque a nivel de Managua en los diferentes distritos son ya son 16 mil 500 a igual número de familias con techos entregados porque es una preocupación de nuestro Gobierno ir mejorando condiciones de vida, dignificando a las familias nicaragüenses con todos estos proyectos hermosos", expresó la compañera Reina Rueda Alvarado, Secretaria del Concejo Municipal de Managua.

Recibir las 10 láminas de zinc y una libra de clavos representa una mejoría en la calidad de vida de las 500 familias, que por falta de recursos, no habían podido reemplazar el techo en mal estado de sus viviendas y en muchas ocasiones debían exponerse a fuertes y constantes goteras durante los días de lluvia.

“El techo de mi casa está perforado, es cierto que ahorita no nos cayó lluvia, pero el invierno no ha terminado y se nos puede venir una lluvia fuerte, entonces ya estamos preparados para la lluvia gracias al Gobierno porque es el único que vela por los pobres”, expresó Rosa Amador, habitante del barrio Costa Rica.

Tomasa Blandón Benavides destacó la efectividad de este programa emblemático del Gobierno Sandinista que hoy le restituye el derecho a ella y a su familia de tener un techo digno e ir mejorando sus condiciones de vida porque en cosa de días podrá reemplazar el zinc en mal estado de su casa y gozar de más tranquilidad y seguridad.

“Alegre me siento porque voy a poder cambiar el techo de mi casita que está puro hoyos, gracias al Presidente (Daniel) que voy a cambiar las viejas laminas”, comentó Izamara Norori Castillo, habitante del barrio El Edén.

Por su parte, Monseñor Eddy Montenegro Avendaño, aseguró que este programa continua brindando seguridad a los nicaragüenses, dado que desde el 2007 hasta la fecha ha sido entregado a miles y miles de familias en todos los rincones del país, millones de láminas de zinc para resguardarse del sol, el viento y la lluvia.

“No hay duda que además de los 50 programas que tiene el Gobierno, este viene a ser uno de los que favorece para que la gente pueda salir de la pobreza y pueda continuar haciendo mejoras en sus viviendas”, apuntó Monseñor Montenegro.