La labor de los trabajadores de salud se ha venido intensificando durante las últimas semanas de cara a lograr combatir las enfermedades en el marco de ejecución del Plan Especial de Lucha Antiepidémica que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, ha orientado llevar a cabo en cada uno de los rincones del país.

La tarde de este lunes autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), presentaron algunos de los resultados alcanzados producto de este Plan Especial durante este fin de semana recién pasado, destacando que en la última semana se registraron 227 nuevos casos de chikungunya y 106 casos positivos de dengue, registrándose estos últimos en las zonas de Managua, Nueva Segovia, Chinandega, Matagalpa, Madriz, Masaya y la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS).

El director de Vigilancia Epidemiológica del Minsa, el Dr. Carlos Sáenz, informó que en el caso de leptospira se atendieron 8 nuevos casos, lo que demuestra que estos han venido en disminución en comparación con semanas anteriores, al igual que en lo referido a la Malaria que presenta una reducción del 6% al compararlo con el mismo periodo del año pasado, reducción similar a la alcanzada en los casos de enfermedades diarreicas.

En cuanto a la neumonía, Sáenz señaló que en la semana se presentaron 2,654 nuevos casos, un incremento de 6% de incremento en comparación con el mismo periodo del 2014 y con 8% menos de fallecidos en relación a esa misma fecha.

“Hemos venido trabajando en las jornadas de limpieza, en la destrucción y eliminación de criaderos, en la fumigación, abatización y desarrollando jornadas de visita casa a casa de sensibilización y búsqueda de febriles para que todos juntos, desde la misma comunidad podamos luchar de manera articulada con este enemigo que tenemos dentro de nuestra propia casa”, expresó el doctor Sáenz.

El doctor Carlos Cruz, director de Servicios de Salud del Minsa, explicó que como Ministerio continua brindando atención especializada a los pacientes que presenten casos febriles y que podrían ser sospechosos de dengue y chikungunya, ante lo cual recomiendan a las familias que de tener una persona con fiebre en sus casas suministrarles sales de rehidratación oral y acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana.

“Ya las unidades se encuentran listas y están atendiendo en forma priorizada a los pacientes con fiebre y tenemos que cumplir todas las recomendaciones que se han estado dando como no tener criaderos que den lugar al mosquito de poner huevos y reproducirse, si ya se reprodujo poner abate para que mate a las larvas, si llega a convertirse en adultos ya las acciones están intensificadas con la fumigación que se está realizando cada siete días en los distintos barrios y comunidades”, añadió Cruz.

Jornadas de destrucción de criaderos y eliminación del mosquito transmisor

La doctora Martha Reyes, directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, explicó que los trabajos de la institución orientados a la destrucción de criaderos de mosquitos y eliminación del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya se continúan desarrollando en cada una de las comunidades y barrios del país y que durante este fin de semana se lograron visitar más de 100 mil viviendas y concientizar a 301 mil personas sobre las medidas preventivas de estas dos enfermedades.

Reyes indicó que en las visitas casa a casa también se captó a 608 personas con síntomas febriles, mismas que fueron remitidas oportunamente a las unidades de salud.

Aseguró que se realizaron 415 jornadas de limpieza en diferentes comunidades y barrios, lo que significó la recolección de 4,310 metros cúbicos de basura y criaderos de mosquitos, igualmente la visita a 1,306 puntos clave como chatarreras, vulcanizadoras, mercados y cementerios contando para ello con la participación de la comunidad.

Finalmente, Reyes informó que en el fin de semana se abatizaron 71 mil viviendas y se fumigaron 292 mil.

“Es importante pedir la colaboración de la población y que nos permitan el acceso a las viviendas, proteger el abate durante un mes. Lo más importante es que participen las jornadas de limpieza para eliminar el potencial criadero y los instamos a que sigamos trabajando conjuntamente y de manera responsable para desarrollar toda esta actividad que finaliza hasta el mes de noviembre”, puntualizó.