En los primeros días del mes de agosto, los productores de maní de los diferentes departamentos del corredor seco culminaron la labor de siembra de este rubro a la espera que los próximos meses se registren mayores acumulados de precipitaciones y los cultivos se desarrollen con normalidad para alcanzar la meta de los 4 millones de quintales.

Durante un encuentro sostenido la mañana de este lunes con autoridades de Gobierno que integran el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, se abordaron algunas de las problemáticas que el sector ha registrado, así como la planificación de algunas acciones que permitan tener un buen desarrollo productivo de este importante rubro.

“Sabemos que este es un cultivo que se adapta bien en las condiciones del corredor seco, en donde ha habido una situación que las lluvias han estado bastante escasas. Hemos conocido cuáles son los regímenes de precipitación que hemos tenido, sin embargo hay bastante optimismo. El maní inicia su siembra en el mes de junio y julio, ya en este mes de agosto tenemos algunas plantaciones en floración, de manera que de darse alguna situación con bajas en los rendimientos, será poco”, expresó Miguel Obando, subdirector del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Un aproximado de 65 mil manzanas de maní se han sembrado en todo el país, principalmente en las zonas de Chinandega, León, Managua, Masaya y Granada, cumpliendo con la meta propuesta para este año e igualando los cultivos del 2014, esperando cosechar cerca de 4 millones de quintales, en dependencia del comportamiento de las lluvias en el mes de septiembre, tomando en cuenta que el maní posee la característica de recuperación al normalizarse el régimen de lluvias.

Joaquín Zavala, productor de Comasa, detalló que luego de la siembra de las 65 mil manzanas tienen la expectativa que el clima mejore para beneficio de la producción, dado que el mes de agosto fue un mes bastante seco al igual que agosto del 2014 y en todas las regiones donde se siembra maní existe un déficit de lluvias.

“Lo que puede pasar con la cosecha va a depender en gran manera de lo que pase en el mes de septiembre”, apuntó Zavala.

Acompañamiento del Gobierno ha sido fundamental

El productor Zavala destacó el modelo de alianzas que como productores están trabajando con el Gobierno a fin de atender las incidencias que podrían causar los efectos del cambio climático.

Por su parte, Douglas Barrera, productor del departamento de León, expresó que “este es un gobierno que está interesado en mejorar la producción, levantar la economía del país, lo hemos visto a través de infraestructura, caminos, y considero que estas reuniones son importantes para el sector agrícola que está en constante entendimiento con el Gobierno para plantear algunas problemáticas que se puedan dar y el Gobierno ha estado muy interesado en ir dando respuesta en lo que se puede”, comentó Douglas Barrera, productor de maní del departamento de León.