Autoridades médicas del Centro de Salud “Carlos Lacayo Manzanares” ubicado en el Municipio de Mateare, se han sumado al esfuerzo del gobierno de reducir los índices de pacientes afectados por Dengue y Chikungunya, para ello desarrollan una serie de acciones que garantizan el bienestar de cada uno de los pobladores del sitio.

“Mantenemos una constante vigilancia epidemiológica sobre todo aquellas que son transmitidas por vectores, Mateare es un municipio con varios casos positivos de Dengue, por tal razón trabajamos de la mano con nuestras familias para que ellos desde sus casa pongan en práctica buenos hábitos de higiene” manifestó el doctor Manuel Largaespada, Director del Centro de Salud.

Todas las semanas, los brigadistas de salud, comunidad organizada, alcaldía municipal, desarrollan trabajos de limpieza en las comunidades, eliminando de esta manera los criaderos de mosquitos y concientizando a la población para que permanezcan alertas ante la situación sanitaria.

“La fumigación está dirigida a la eliminación del mosquito adulto, sin embargo debemos enfocarnos en la limpieza, ya que las primeras fases del mosquito son el huevecillo, la larva que es eliminada con abate y la fase de pupa que es eliminada con una buena cepillada del recipiente y la aplicación de kerosene, sustancia que los ahoga puesto que no les permite respirar” detalló Largaespada.

Por su parte, los mateareños afirman que a pesar de todo el esfuerzo que realiza el gobierno por garantizar la salud del pueblo, esto no será suficiente si dentro del hogar no se llevan a cabo las acciones adecuadas, por tal razón instan a sus vecinos, familiares y amigos a trabajar en conjunto para alcanzar un municipio sano.

“Cada mañana debemos de barrer los patios, lavar los barriles y hacer caso a lo que nos dicen los doctores ya que si no lo hacemos de esta manera, nuestras familias pueden enfermarse de Dengue o Chikungunya. Es responsabilidad de todos vivir en lo limpio” expresó Rafaela García.

“Para mí, el trabajo del Minsa es bueno, a cada rato pasan fumigando y revisando nuestros barriles, sin embargo creo que mientras el pueblo no colabore y ponga de su parte para vencer estas enfermedades, el esfuerzo será en vano. Seamos responsables y mantengamos limpio el lugar donde vivimos” finalizó María Gaitán.