Bajo una tarde lluviosa de domingo, las familias nicaragüenses -como ya es costumbre- visitaron los diferentes atractivos que ofrece la Avenida de Bolívar a Chávez.

Tras un recorrido por la Casona del Café, La Casa del Maíz, el parque Luis Alfonso Velásquez y el Paseo Xolotlán, constatamos el entusiasmo y el interés de los nicaragüenses por conocer más sobre la historia y cultura de Nicaragua.

La Casona del Café es visitada por amantes del fruto de este arbusto cosechado y elaborado por manos nicaragüenses.

“Es la primera vez que la estamos visitando y me parece todo bien, la atención y las bebidas que sirven son muy ricas”, dijo Darling Díaz.

“Toda la Avenida está muy bonita para venir con los hijos a disfrutar un día domingo”, mencionó Estela Munguía.

Parque Luis Alfonso, un sueño hecho realidad

El parque Luis Alfonso Velázquez Flores, es el lugar preferidos por niños y niñas que desean jugar, correr y disfrutar al máximo su niñez.

Este parque tiene diferentes áreas de juego y deportivas tanto para niños pequeños como para los más grandes.

Es sin duda el paraíso para niños y niñas que cada fin de semana desbordan las áreas de juego que además de ofrecer diversión a los mimados del hogar, brinda las condiciones adecuadas y de seguridad que tanto buscan los padres de familia.

Una de las tantas familias que visitan el parque es la de Gabriela Zepeda, quien por cuarta ocasión viajó de Carazo hasta Managua para llevar a sus hijos al parque Luis Alfonso.

“Las condiciones del parque son aptas porque hay espacios para todos, juegos para el más chiquito hasta para los más grandes”.

Sobre la seguridad que ofrece el parque Gabriela dijo que “Ahora la mayoría de los juegos ya no son de metal y con eso los niños no se lastiman, algo que siempre nos preocupa a los padres, pero acá veo que hay todas las condiciones de seguridad”, subrayó.

“Está bonito porque los juegos que hay son para niños de diferentes edades. Es una gran diversión para los niños y esperamos que esto no se quite nunca y crezca porque los niños necesitan lugares como estos”, externó Santos Velázquez.

Un reencuentro con el pasado en el Paseo Xolotlán

Por último, este hermoso recorrido nos llevó al Paseo Xolotlán. Aquí la historia de Managua y de Nicaragua es el reflejo del compromiso que tiene el gobierno sandinista por rescatar cada detalle de lo que fue la vieja Managua y de lo que es la ciudad en la actualidad.

Caminar por las réplicas de la vieja Managua es para muchos un recuentro con el pasado, y un nuevo comienzo al ver una gran diversidad de atractivos en un mismo lugar.

“Yo me imaginaba lo bonito que es y ahorita viéndolo es mucho más bonito”, dijo la señora Diana Cordero.

Sobre las réplicas de la vieja Managua, Cordero comentó que “Me trae muchos recuerdos. Yo conocí todo esto y me emociono”.

“El gobierno ha hecho una gran obra, es una cosa bien linda y volveré a venir cada vez que pueda”, resaltó mientras su hijo aprovechaba para tomarle una foto como recuerdo de su primera visita.
Otros atractivos que ofrece la hermosa avenida son los tiangues y la casa del maíz.

Los tiangues y la casa del maíz, son una alternativa más que nos muestra el intercambio cultural con los alimentos elaborados a base de maíz a como son las deliciosas rosquillas, perrerreque, cosa de horno y cereales.

En los tiangues pueden encontrar trajes tradicionales, artesanía, ropa, muebles, comida y bebidas elaboradas por artesanos y productores de toda Nicaragua.