El Gobierno Sandinista, a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), hizo efectiva la entrega de 24 viviendas a igual número de familias, todas ellas trabajadoras de la empresa Casa Pellas.

Entre los felices protagonistas figuran personas que se desempeñan como afanadoras, conductores, agentes de seguridad dentro de la empresa, quienes hoy ven hecho realidad su derecho a vivir dignamente.

El proyecto habitacional Villa Génova se ubica en el km 19.6 carretera nueva a León y es posible a través del Modelo de Responsabilidad Compartida, ya que en la realización del mismo participan el Gobierno Central, la empresa privada y la American Nicaraguan Foundation (ANF), quienes han unido esfuerzos para garantizar la seguridad y tranquilidad de las humildes familias.

“Esta es una iniciativa del Modelo de Responsabilidad Compartida que impulsa nuestro gobierno junto a la empresa privada, quienes tuvieron la iniciativa de hacer la gestión junto a nosotros y ANF. La vivienda tiene un costo de seis mil 125 dólares con una estructura financiera de dos mil 500 dólares por parte de Invur, un aporte de las familias y dos mil 500 dólares por parte de la empresa” detalló Vanesa Gómez, Co- Directora de Invur.

La confianza y estabilidad que brinda el buen gobierno sandinista ha permitido que organismos internacionales se sumen al esfuerzo de nación y de esta manera se logre vencer la pobreza, así lo señaló Rafael Sánchez, Director Ejecutivo de ANF.

“Junto al Invur hemos trabajado en la construcción de más de 17 mil viviendas a nivel nacional, las coordinaciones realizadas nos han permitido llevar felicidad a muchas familias, el Invur cuenta con un modelo de trabajo excelente por ello es que siempre estamos brindando nuestro apoyo y esperamos llevar más soluciones habitacionales a más nicaragüenses” afirmó.

Familias agradecidas con la restitución de sus derechos

Muchos de los protagonistas hasta hace poco no contaban con un inmueble donde habitar en armonía y tranquilidad con sus familias, sin embargo a partir de hoy inicia un nuevo capítulo en sus vidas, es por ello que con mucha satisfacción agradecen a las partes involucradas por brindarles la oportunidad de vivir lo que un día fue nada más que un sueño.

“Si no ha sido por la colaboración del gobierno junto a la empresa en la que laboramos hoy no tendríamos un lugar donde habitar junto a nuestra familia, tener una casa es difícil debido a nuestros bajos salarios, sin embargo hoy nos dan la oportunidad de ser beneficiados con esta gran bendición en la que compartiré mucha alegría junto a mis hijos” destacó Josué Rocha, conductor.

“Estoy más que feliz porque realmente para una conserje es difícil optar a un crédito de vivienda, pero gracias a Dios, al gobierno y a nuestro centro de trabajo, hoy tenemos las llaves de nuestra casa. Todo lo que nos sucede es por voluntad de Dios y le agradezco porque ha utilizado al gobierno para que vea nuestras necesidades” concluyó Francis Treminio, conserje.