El papa Francisco llamó hoy a evitar tragedias de los inmigrantes en Europa como las registradas en los últimos días que afectan la dignidad humana, al hablar ante miles de fieles en la Plaza de San Pedro.

Durante su rezo del Angelus, el Sumo Pontífice recordó a los 71 inmigrantes, incluidos cuatro niños, cuyos cadáveres descompuestos fueron hallados el pasado jueves dentro de un camión en la autopista Budapest-Viena, cerca de una localidad húngara.

El Obispo de Roma se pronunció por una cooperación eficaz para impedir crímenes y masacres que ofenden la dignidad humana, destaca Radio Vaticano.

Más de dos mil personas perdieron la vida al tratar de cruzar el mar Mediterráneo en este año, cuando arribaron a las costas europeas más de 340 mil indocumentados.

Jorge Mario Bergoglio también abogó por asegurar la libertad religiosa, para lo cual se necesita el esfuerzo de gobernadores y legisladores, mientras la comunidad internacional, apuntó, debe encargarse de poner fin a la violencia y los atropellos.

La Unión Europea desplegó un dispositivo militar cerca de Libia para interceptar a embarcaciones con inmigrantes y arrestar a los traficantes de personas, aunque la prensa local considera que se criminaliza la inmigración y se militariza la solución a ese problema.