Para el delegado del Ministerio de Educación (Mined) en Managua, Sergio Mercado, la muerte del estudiante Nelson Alexander Murillo, de 19 años, a manos de otro estudiante, Kevin Antonio Álvarez, de 18 años, llama a la reflexión a todos los nicaragüenses para que juntos eviten que la violencia se apodere de los colegios.

La muerte de este joven ocurrió en horas de la tarde del día viernes a una cuadra del colegio Enmanuel Mongalo y Rubio, del Barrio Batahola Sur, llenando de luto a toda la comunidad educativa de Nicaragua.

En declaraciones a Tu Nueva Radio Ya, Mercado afirmó que el Gobierno está promoviendo una cultura de paz a todos los niveles, como lo evidencia la campaña anunciada por la Coordinadora del Consejo de Comunicación, Compañera Rosario Murillo, de hacerle frente al “bullying” en los salones de clases.

“La violencia intrafamiliar ahora se ha trasladado a la violencia comunitaria, y de la violencia comunitaria se quiere trasladar a la violencia escolar, y eso lo debemos evitar, eso está en nuestras manos evitarlo”, insistió.

Para el funcionario lo ocurrido este viernes es un caso aislado, pero sí es una alerta importante que debe tomar en cuenta la sociedad y principalmente la comunidad educativa.

“La Compañera ayer (viernes) habló el tema y nosotros (vamos) a reforzarlo”, expresó.

“Los maestros nos disponemos a hacer reflexiones, a analizar estos casos y a cerrar filas con los padres de familia, que sientan las familias que desde las escuelas estamos atendiendo a los muchachos en estas situaciones de riesgo”, añadió.

Desde el mismo momento de ocurrida la tragedia, el Gobierno desde el Ministerio de Educación ha estado dando acompañamiento a la familia del joven asesinado.