La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ofreció su solidaridad y condolencias al gobierno y al pueblo de Dominica por las pérdidas humanas y materiales provocadas por la tormenta tropical Erika a su paso por esa isla caribeña.

“Los pensamientos de los pueblos y gobiernos de los estados miembros de la Celac están con el pueblo de Dominica en este momento de devastación y pérdidas causadas por estas condiciones climáticas”, expresó el bloque regional en un comunicado.

El escrito menciona que estos eventos ponen de manifiesto la vulnerabilidad de los Estados insulares en desarrollo y las graves consecuencias del cambio climático.

La Celac deseó un rápido retorno a la normalidad en Dominica, país en el que, de acuerdo con datos preliminares, la tormenta tropical dejó al menos 35 muertos y causó deslaves, inundaciones y derrumbes.

El fenómeno meteorológico se acercaba este viernes a la isla La Española, territorio de República Dominicana y Haití.

La Oficina Nacional de Meteorología de República Dominicana, en su último boletín, difundo antes de las seis de la tarde (hora de Venezuela), anunció que en horas de la noche continuarán sobre el país los efectos asociados a la tormenta, como lluvias intensas, vientos fuertes con ráfagas y olas anormales con rompientes, en especial hacia el litoral caribeño de la nación.

Se prevé que la tormenta tropical avance en la madrugada del sábado hacia el norte de Haití. A través de su cuenta en Twitter, el presidente de esa nación, Michel Martelly, pidió a la población estar alerta, y aconsejó a la población seguir las instrucciones de seguridad dictadas por las autoridades.