Limpiar los patios, evitar las charcas y permitir el acceso a de los brigadistas de salud a sus viviendas, son las buenas prácticas higiénicas que desarrollan los habitantes del Barrio Pedro Joaquín Chamorro, quienes consideran que la salud es una responsabilidad de todos los nicaragüenses y no únicamente depende de las acciones que desarrolla el Gobierno Sandinista.

“El barrio está conformado de más de 600 viviendas, nuestro objetivo es evitar que más personas sean víctimas de enfermedades producidas por el Dengue y Chikungunya. La verdad es que en este sector las familias están participando del esfuerzo que realiza nuestro gobierno, permitiéndonos hacer nuestro trabajo de prevención, asegurando así la eliminación de los mosquitos” señaló Alejandro Peña, jefe de Brigada del Minsa.

A la fecha, cuatro personas han muerto a causa de las enfermedades producidas por el Aedes Aegypti, situación que preocupa a las familias capitalinas, por tal razón, trabajan de la mano con las autoridades médicas para evitar más situaciones lamentables.

“Todos estamos consientes de lo que está sucediendo y es lamentable la situación por eso debemos de evitar ser víctimas del mosquito, para eso debemos limpiar y revisar que en nuestras casas no hayan larvas de zancudos en los recipientes del agua. Es obligación nuestra dejar que los fumigadores entren a las casas” dijo Rosa Bendaña.

“La fumigación está buena porque elimina todo tipo de insectos, por eso yo siempre dejo que ingresen a la casa y hagan su trabajo. La limpieza es fundamental pero el trabajo que realiza el Minsa aporta a que no sigan aumentando las personas positivas con Chikungunya y Dengue” concluyó Rosibel Sequeira.