Ese 19 de julio el pueblo dijo ¡BASTA! al chantaje que quiere imponer a Nicaragua el ex embajador de Estados Unidos en Nicaragua Robert Callahan y las fuerzas más retrogradas del ámbito nacional, al solicitar a su gobierno que no apruebe el waiver o dispensa de la propiedad a nuestro país.

Con sus declaraciones agresivas y guerreristas, Callahan quiere congraciarse con los grupos de la extrema derecha de Estados Unidos y recuperar su cargo en el Departamento de Estado en un hipotético triunfo de la derecha en la elecciones presidenciales norteamericanas el próximo mes de noviembre.

En vista de que la autollamada “oposición” nicaragüense no arrastra a nadie, Callahan se ha convertido en el pro-consul o como los antiguos emperadores romanos de intervenir a como dé lugar en los asuntos internos que le pertenecen única y exclusivamente al pueblo de Nicaragua.

CON CALLAHAN O SIN CALLAHAN, EL WAIVER SERA APROBADO

Las declaraciones de Callahan en contra de Nicaragua, se pueden calificar de INSENSATAS Y DEMENCIALES. Declaraciones que a todas luces reflejan un odio visceral igual al que destila todos los días el Diario La Prensa, que se ha convertido en un medio de resonancia de las manifestaciones guerreristas y agresivas del ex embajador norteamericano en contra del pueblo nicaragüense.

Sin importar todas esas presiones y CHANTAJES DEMENCIALES de Callahan y sus pocos seguidores en Nicaragua, como el periódico político La Prensa, el waiver o dispensa de la propiedad será aprobado por el gobierno norteamericano.

Y será aprobado, porque el Gobierno del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, han solucionado casi 70 casos de propiedades que estaban en conflicto, más de lo esperado en un año.

Este waiver de la propiedad, estamos seguros, será aprobado por el gobierno norteamericano el próximo 27 de julio porque, como han expresado miembros del COSEP, AMCHAN y reconocidos profesionales del INCAE, Nicaragua ha sobre cumplido la meta en la solución de las propiedades en conflicto.

LA REVOLUCION SANDINISTA NO SE DETIENE

Mientras tanto, la Revolucion Sandinista, liderada por el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, no se detiene en su compromiso de continuar cumpliendo con el bienestar del pueblo con una guerra frontal a la pobreza.

Como dijo recientemente la Primera Dama, Rosario Murillo, se continúa la batalla frontal contra los adversarios que no descansan en desvirtuar los logros del pueblo.

Pero es precisamente ese pueblo el que, junto al Barco Insignia dirigido por el binomio presidencial Ortega-Murillo, el que logrará erradicar para siempre la pobreza, la desnutrición de los niños y jóvenes y profundizar la educación, eliminando para siempre la ignorancia a la que fue sometido el pueblo durante siglos y más recientemente por los gobiernos neoliberales que implantaron un capitalismo salvaje que únicamente favoreció a un grupito de malos nicaragüenses.

EL COMPROMISO LATENTE


En medio de una multitudinaria manifestación el pasado 19 de Julio, el Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, ahí, frente a esa Plaza de la Fe, llena de nicaragüenses felices, porque cada día hay más felicidad en Nicaragua, los gobernantes sandinistas juraron nuevamente cumplir con todos sus compromisos en beneficio de las grandes mayorías.

Se comprometieron nuevamente a gobernar para el pueblo, profundizando los emblemáticos programas sociales, de más viviendas, más educación, más salud, más Bono Productivo, más Programa Usura Cero, más Plan Techo, más cocinas de gas, más ayuda a las madres solteras que luchan por sacar adelante a sus familias, más Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista entregando paquetes alimentarios. ¡AH! Tenía que ser la Juventud Sandinista.

Todos estos grandes progresos a favor del pueblo nicaragüense, deben ir acompañados, como anuncia la Primera Dama, Rosario Murillo, con LA PAZ como una práctica de vida y dar Gracias a Dios por la paz que se disfruta en Nicaragua.

YA SE SOLTARON LAS AMARRAS

Ante este panorama luminoso que se presenta en Nicaragua, ya se soltaron las amarras de la Nave Insignia que conducen Daniel y Rosario para que continúe su viaje que llevará a una Nicaragua mejor para todos con la bendición de Dios.

Es por eso que estamos seguros que salimos todos los días a la vida cotidiana con más alegria, con más amor, y con mayor certeza de que lo prometido por el binomio presidencial Ortega-Murillo será cumplido, como efectivamente ha ocurrido desde el año 2007.

Viajemos, pues, por los caminos que con la Gracia de Dios y a través de este Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario, vamos germinando la semilla de la vida digna y con justicia de todos los nicaragüenses.