La Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional en conjunto con el Movimiento Cristiano de Juventud Sandinista, trabajan de la mano para contribuir al Modelo de Atención a Jóvenes en Riesgo Social y Dificultades Conductuales. Para ello, realizaron un encuentro con estudiantes universitarios y estudiantes del Centro Juventud, con el objetivo de interactuar con ellos y brindarles acompañamiento, tomando en cuenta que muchos jovencitos han sufrido problemas de adicciones.

El primer encuentro se realizó en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde el Comisionado Mayor Pedro Rodríguez, Jefe de la Dirección de Asuntos Juveniles, reflexionó junto a los jóvenes, a quienes les motivó a seguir adelante y dejar a un lado las conductas inadecuadas, las que muchas veces provocan situaciones lamentables.

“Estamos capacitando a los jóvenes en temas preventivos de las diferentes universidades para que sean ellos los que nos brinden su aporte en la mejora de los espacios de seguridad que muchas veces se pierden producto de malas actitudes de algunos jóvenes, los que al consumir droga y alcohol adquieren conductas inadecuadas” refirió.

Los universitarios, por su parte, sienten que el apoyo policial es fundamental, ya que son en quienes han depositado su confianza y ven una mano amiga para enfrentar muchas veces situaciones de violencia.

“El trabajo policial está excelente ya que la juventud está cayendo en las drogas y el alcoholismo, sin embargo al desarrollar acciones preventivas estamos los resultados se verán a largo plazo puesto que seremos jóvenes con formación más integral” dijo Miurel Bendaña.

Asuntos Juveniles ha venido desarrollando una serie de estrategias que aportan a la integración de los jóvenes en riesgo a la sociedad, por tal razón han dispuesto de cursos de formación técnica para que los protagonistas aprendan oficios con los que luego podrán desarrollarse laboralmente, alcanzando de esta manera independencia económica.

“A través del Centro Juventud de Asuntos Juveniles estamos capacitando a los jóvenes de dicho sitio, a través de la práctica de la carrera técnica ellos van adquiriendo experiencia, la que una vez finalizado el curso les va a permitir trabajar por su cuenta y de esta manera integrarse a la sociedad” dijo Gonzalo Somarriba, docente de cursos técnicos.

Dentro del gran abanico de carreras técnicas que le son impartidas a los jóvenes, destacan reparación de celulares, electrodomésticos, sastrería, costura, ebanistería, entre otras, las que permiten a los jóvenes además de la formación técnica, la oportunidad de ser parte fundamental en el desarrollo de nuestro país.

“Con el aprendizaje de estos cursos voy a lograr desarrollarme económicamente y no depender de mis padres, además recibimos apoyo integral de la policía quienes nos brindan la oportunidad de estudiar, alejarnos de la vagancia y ser mejores personas en el futuro” señaló Jeffrey Peña.

El calor humano que brindan a los jóvenes del Centro Juventud les ha permitido tener nuevas aspiraciones y propósitos, en horas de la tarde, los miembros del Ministerio Internacional Casa Adonay, compartió con los muchachos un momento de oración en el que reflexionaron y se dieron cuenta de la gran oportunidad de vida que les brinda el gobierno.

“Sin una juventud dispuesta a retomar sus valores no vamos a poder avanzar, nuestra iglesia está con ustedes diciéndoles que tengan fe porque pueden tener algo diferente. La fuerza está en Dios y depende de ustedes salir adelante y vencer los obstáculos de la vida” expresó el pastor Arturo Moncada.

“En el centro recibimos una atención de calidad, logrando socializar con otros jóvenes de los barrios. Acá he aprendido a ser sastre lo cual me va a permitir tener una nueva oportunidad de vida. Gracias a Dios mi vida ha cambiado, en el centro he logrado vencer mi adicción y ser un chavalo con nuevos propósitos de vida” concluyó Oscar Largaespada.