El jefe de estado salvadoreño envió la carta de invitación a los institutos políticos el pasado lunes.

En el oficio, enviado por la secretaría de comunicaciones de la presidencia, Funes afirmaba que “en virtud de la situación crítica que tiene origen en el conflicto de poderes entre la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a la luz del daño que ella produce en nuestra sociedad, he resuelto convocar a una reunión de los partidos, con el objetivo de poner fin a la crisis”.

Funes adelantó el pasado sábado que convocaría a los círculos políticos debido a que “el conflicto ha tomado un sesgo delicado a raíz de acciones y declaraciones de ciertos sectores no implicados en el mismo, pero que han tomado partido, agravándolo e inclusive atacando la posición equidistante adoptada por el gobierno”.

Por su parte, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, vio de manera positiva la petición de Funes a los partidos políticos.

“El diálogo y la conciliación son la manera más propicia, efectiva y duradera de resolver una cuestión como ésta”, expresó Insulza.

Al mismo tiempo, señaló que la OEA está dispuesta a “apoyar al gobierno salvadoreño en lo que pudiera ser necesario a lo largo del proceso”.

El representante de la OEA recibió el pasado lunes al canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en Washington, donde está ubicada la sede del organismo, para conversar sobre los temas de actualidad de la región y especialmente de El Salvador.

El inicio del conflicto entre los poderes Legislativo y Judicial se dio después de la elección de 10 magistrados por parte de la Asamblea Legislativa y la posterior anulación decretada por el Tribunal Supremo.

La decisión de la Sala ordenó a los diputados volver a elegir a los magistrados, pero el congreso lo rechaza alegando intervención.