El sector pesquero sostuvo un encuentro con autoridades del Gabinete de Producción, Consumo y Comercio para analizar la situación actual y encontrar nuevas alternativas de trabajo, las que contribuirán en gran manera en la reducción de las afectaciones ocasionadas por el cambio climático, el que ha provocado algunas pérdidas en la pesca, tomando en cuenta que muchas variedades de peces han emigrado de nuestros mares debido al calentamiento de las aguas.

“Son muchas las afectaciones de la sequía, en el caso de las camaroneras tenemos problemas por la falta de agua, generando enfermedades en nuestras cosechas de camarón. Se ha reducido bastante la producción, sin embargo estamos trabajando junto al gobierno para crear nuevas alternativas de trabajo y de esta manera salir adelante” externó Wendell García, Cooperativa Camaronera de Puerto Morazán.

Este año, los productores de camarón estiman una reducción considerable en las exportaciones las que alcanzarán únicamente los 280 millones de dólares, en comparación a los 310 millones del año pasado, sin embargo, este rubro ha planteado algunas alternativas para mejorar los mecanismos de trabajo.

“Hemos planteado planes de inspección sanitaria lo cual contribuye al proceso de exportación, planes de inspección técnica del producto, así como el sistema de despacho aduanero, así como el cultivo de tilapias para mejorar la situación” refirió Armando Segura, presidente de Copenic.

Por su parte, el compañero Danilo Rosales, Director del Instituto Nicaragüense de Pesca y Acuicultura (INPESCA) destacó que desde ya se ha creado un plan especial de propuestas para el desarrollo de la piscicultura.

“Estamos trabajando en la creación de nuevas técnicas de cultivo de peces en los mares, lagunas y cuerpos de agua, así como el cultivo de otros crustáceos en la Costa Caribe. Nosotros vamos a estar brindando acompañamiento a nuestros productores, hemos notado una baja en la producción debido a los comportamientos climáticos, sin embargo hemos iniciado un proceso de ajuste en las estimaciones” refirió.

“A inicios del año las proyecciones eran de 115 millones de libras en pesca y acuicultura, sin embargo los cambios en las temperaturas de los mares han ocasionado afectaciones sobre todo en el pacifico. En el caso del Caribe vamos a terminar con las estimaciones de los primeros meses” finalizó.