Comerciantes del Mercado Oriental, el centro de compras más grande de Centroamérica, afirman que en los últimos años ha disminuido la delincuencia gracias a la presencia de la Policía Nacional y las brigadas anti robos, que a diario recorren los puntos más sensibles de este populoso centro de compras.

Durante un recorrido realizado por el sector conocido como "El Calvario", uno de los puntos más visitados por compradores, las cámaras de El 19 Digital, lograron observar la presencia de los agentes policiales.

Al preguntar a algunos comerciantes cómo ha ayudado la presencia constante de los agentes, indicaron sentirse más aliviados y seguros, puesto que la actividad delictiva en el mercado ha disminuido considerablemente en los últimos años.

“Bastante, bastante ha disminuido el robo en el mercado. Antes de repente uno miraba que ensartaban algún cuchillo o arrebataban algún objeto, ahora eso es mucho menos porque ha ayudado la policía y los jóvenes” indicó la comerciante Ivonne Ampié, quien tiene un negocio de joyas.

Carolina Hernández, vendedora de ropa, dijo que “Esto está bien porque en esta época ya se sienten los aires navideños, la gente empieza a venir con más frecuencia y con la presencia de la policía se ha reducido la delincuencia en todas estas áreas que son principales como El Calvario, la Jabonería América, el Jardín del Calzado y el Gancho de Camino”.

Por su parte, el señor Pedro Mallorquín, afirmó que “La presencia policial ha sido muy buena porque hoy día en el mercado no anda tanta delincuencia, son raros los delincuentes que se miran. Antes eran bandas de delincuentes dentro del mercado oriental, hoy la policía y los grupos antirrobo mantienen una vigilancia que garantiza a los comerciantes y compradores salir con tranquilidad”.

El capitán Roger Sánchez Vega, segundo jefe de seguridad pública del distrito IV, indicó que “Constantemente estamos manteniendo la vigilancia en los mercados. No registramos delitos graves, sí algunas faltas como alteraciones al orden público producto que algunos lugares expenden licor de manera ilegal”.

Desde las seis de la mañana unos 50 efectivos policiales hacen presencia en el populoso mercado.

“Si alguien comete un delito la misma población y comerciantes colaboran con la información para dar más rápido con el delincuente”, aseguró.