La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compartió este miércoles la alegría personal y la del Comandante Daniel Ortega, y todas las familias nicaragüenses, “por el aparente aplazamiento del proceso del nicaragüense Bernardo Tercero”.

“Hemos estado pendiente, en comunicación con su familia, con su madre, doña María Lidia, y seguimos en solidaridad, seguimos en oración, y seguimos haciendo todo lo que podamos hacer, en nuestro deber”, expresó Rosario, a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades.

Rosario manifestó que el Comandante Daniel Ortega, como Jefe de Estado, ha respaldado la solicitud de clemencia para Bernardo, al igual que las familias.

“Dios mediante el aplazamiento no sea solo temporal, y se pueda lograr el milagro, como tanto su madre, como su familia, su hijo Franklin, como todos los nicaragüenses, esperamos”, expresó Rosario.

La compañera indicó que este Gobierno Sandinista comparte con alegría cristiana las buenas nuevas, sobre el aplazamiento del proceso de Bernardo Tercero, y reiteró que seguirán orando y en solidaridad, “esperando que estas buenas nuevas sean duraderas y permanentes”.