El Pastor Omar Duarte, líder de la Iglesia Ríos de Agua Viva, aseguró que es una bendición de Dios el que la Corte de Texas haya suspendido la ejecución del nicaragüense Bernardo Tercero.

Para el líder religioso ese es el resultado de las oraciones que en toda Nicaragua se habían estado haciendo para que se respete la vida del compatriota.

En declaraciones a Tu Nueva Radio Ya, subrayó que la familia de Tercero es evangélica, de tal forma que este miércoles se unirá a un nuevo ayuno en agradecimiento a Dios.

“Creemos que es una bendición esta noticia”, afirmó Duarte.

“Ya esto es una gran victoria que se haya suspendido”, aseguró, agregando, no obstante, que “no se ha terminado la lucha”.

El pastor recordó que el Gobierno encabezado por el Comandante Daniel Ortega hizo una petición apelando que no se llevara a cabo la sentencia de muerte.