A los 73 años, René Angélil, el esposo y representante artístico de Céline Dion, de 47, se debate entre la vida y la muerte por el cáncer de garganta que padece desde hace casi dos años, y ya le reveló a su pareja su última voluntad.

Para cuidar de él, la cantante canadiense canceló sus shows en Las Vegas el año pasado y ahora por petición explícita de su pareja se prepara para volver a los escenarios del Caesar's Palace, pero áun no sabe si está lista para enfrentarse al público.

"En primer lugar, yo no quería estar aquí, no lo necesito. No me entiendan mal, adoro cantar para la gente, pero tengo prioridades... Le hemos preguntado a los médicos muchas veces: '¿Cuánto tiempo le queda? ¿Tres semanas? ¿Tres meses?'. René lo quiere saber. Pero los doctores dicen que no lo saben.

"Yo le digo: '¿Estás asustado? Lo entiendo. Háblame de ello...'. Y René me dice: 'Quiero morir en tus brazos'. Allí estaré, morirás en mis brazos", confesó al diario USA Today.

La intérprete que ha vendido más de 220 millones de discos en todo el orbe afirmó que al lado de Angélil vive cada día como si fuera el último, rodeada de los tres hijos de ambos.

"Puede que te tiemblen las rodillas al final, pero cuando alguien a quien quieres cae y necesita tu ayuda, no es tiempo para llorar. Después seguro, pero no aún", advitió Dion.

VENDIÓ TODO POR VERLA TRIUNFAR

René Angélil conoció a Céline Dion cuando esta era apenas una niña de 12 años con sueños de convertirse en cantante y tras componer su primera canción Ce n'était qu'un rêve (Fue sólo un sueño) la grabó con él, y al escuchar su voz se emocionó hasta las lágrimas al grado que se propuso hacerla toda una estrella.

Para ello no reparó en hipotecar su propia casa con el fin de financiar su primer álbum, La voix du bon Dieu (un juego de palabras de La voz de Dios/El camino de Dios) en 1981, que se convirtió en su primer número uno a nivel local e hizo de ella, la naciente estrella de Quebec.

Comenzaron una relación en 1987 y se casaron en 1994, cuando ella tenía 26 años.

La intérprete de My Heart Will Go On tiene tres hijos con su esposo desde hace 20 años: René Charles, de 14 años, y los gemelos Nelson y Eddy, de cuatro.