Da la impresión, certera e innovadora, de que Nicaragua está colocándose a la par de otras naciones; lo sentimos cuando circulamos por las carreteras en perfecto estado o cuando en Managua nos encontramos con proyectos como el nuevo paso a desnivel en Rubenia, que nos hace sentir como si estamos en otro país.

El asunto de la percepción es sumamente importante para evaluar si un país está avanzando, pues los ciudadanos, con sus opiniones, determinan si sienten que hay progreso, sin menoscabo de las incomodidades que el mismo conlleva. Como la espera durante varios meses para ver cómo esa obra ya adorna nuestra capital. Son sacrificios que valen la pena y que ahora nos llenan de satisfacción.

Así considero que se puede decir que en Nicaragua se ejecutan proyectos que nos ponen a la par de otros países. Son proyectos que van más allá; apostando a terminar con el rezago al que nos sumimos a partir de 1980, cuando el Gobierno de Estados Unidos no permitía que el Gobierno Sandinista administrara en paz a Nicaragua.

Los nicaragüenses le dieron la oportunidad a las Derechas (1990) que lo único que modernizaron fueron los vehículos que tenían parqueados en sus casas; además de darle un sólido empujón a sus negocios sin estimular la producción nacional ni ejecutar acciones a favor de los pobres; definiendo así su estilo de gobierno.

Entonces (2007) regresa el Sandinismo al Poder, del cual nunca debió apartarse; pero ahora es para quedarse. Demostrando que las políticas dirigidas con énfasis a los sectores más desfavorecidos pueden sacar adelante a un país. ¡Callándole la boca a todos! ¡Forzándolos a la artimaña de mentir, difamar, discriminar y victimizarse para afirmar que Daniel está fallando!

LA CARRERA TECNOLÓGICA

“No es fácil ponerse al día y avanzar. Pero lógicamente tenemos que mejorar nuestra capacidad en internet. Tenemos que avanzar, es uno de los retos que tenemos por delante. Seguir adecuándonos a estos avances tecnológicos y a los procesos de inversión que se están dando”; asegura el General Álvaro Baltodano, asesor presidencial para las inversiones.

Ya cumplió un año el Centro de Estudios Avanzados en Banda Ancha para el Desarrollo, CEABAD, proyecto en el que fueron clave la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo y el EXIMBANK de Corea del Sur; dedicándose a la potenciación de profesionales en nuevas tecnologías.

Para fortalecer este centro se gestiona actualmente un fundamental préstamo de 50 millones de dólares en su fase inicial para garantizar una mejor conexión en los 153 municipios nicaragüenses. El objetivo es seguirle el paso a Costa Rica y Panamá, que son los grandes referentes centroamericanos en este tema.

A la par de estos esfuerzos se estudia detenidamente un proyecto de “Ley de Promoción y Desarrollo de la Red Nacional de Servicios de Telecomunicaciones de Banda Ancha”; que según el experto Manuel Díaz apuesta, entre otras cosas, por la rebaja en el precio de las tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras que usan banda ancha.

“El Estado pretende montar una red de tuberías rápidas que llegue a todo el país, para que cualquiera se pueda ‘pegar’. Como lo hace Enacal actualmente”; dice el empresario de Listomarketing.

Rusia aparece también como un excelente aliado para que Nicaragua acabe con su rezago tecnológico. A partir del próximo año nuestro país podrá hacer uso de 24 satélites rusos del sistema Glonass; lo que permitirá a nuestras autoridades tener información más precisa para enfrentar en mejores condiciones los eventos naturales, huracanes y/o sequías, realizar estudios catastrales o topográficos.

“Lo único que queremos es que el presupuesto del país pueda dirigirse a algo real. Necesitamos que cale dentro del soporte que nosotros vamos a tener en el ramo tecnológico”; indica Ernesto Varela, gerente general de Comtech; que se encuentra organizando ferias tecnológicas para exponer nuevos productos que ya manejan a las perfección los nuevos profesionales con los que contará Nicaragua en el futuro cercano.

Igualmente se gesta la adquisición de nuestro propio satélite, tomando en cuenta que Nicaragua apuesta por ser la nueva potencia latinoamericana, porque centroamericana ya lo es.

PULIENDO Y PULIENDO LA IMAGEN

Las mejoras en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino son evidencias de que el país debe ofrecer una rejuvenecida cara a la entrada y la salida. Menos trámites, mejores condiciones de infraestructura, más líneas aéreas, más vuelos y más destinos.

“No es lo mismo exportar 2500 millones de dólares en el 2007; que exportar 5200 millones en 2014. Necesitás mejores servicios de aeropuerto y aduanas. Tenés que ser más rápido, el personal tiene que estar mejor preparado. Entonces te exige mayor capacidad y en eso estamos”; agrega el General Baltodano quien además insiste en que “es un reto seguir avanzando”.

Igualmente Managua tendrá un nuevo Estadio Nacional de Béisbol; punto que ya está en los planes de las operadoras turísticas para sus paquetes y que también dará cabida a eventos con invitados internacionales que sabrán que en Nicaragua hay capacidad para desarrollar este deporte con mucho más ahínco. El país, de esta manera, competirá con otros que desde hace décadas tienen colosos de esta magnitud. Nos iremos pareciendo poco a poco a ellos.

PROYECTOS A LARGO PLAZO

Se ha celebrado a nivel nacional e internacional la contratación de CSA Global para el megaproyecto Gran Canal de Nicaragua.

HKND ha decidido dar este paso para perfeccionar la ruta del sueño de los nicaragüenses. El estudio incluye la cartografía aérea de la topografía, fotografía, así como los datos geofísicos y geológicos; utilizando la tecnología de Posicionamiento Puntual Preciso.

Todo esto se conjuga con los esfuerzos que se dan en pro del levantamiento de la economía. Como lo que hace el Banco Central de Nicaragua, que ejecuta mecanismos que se usan en el exterior para estabilizar nuestra moneda.

Estrategias tan innovadoras para nuestra tierra que provocan que la oposición política y mediática acuda a las falacias para demeritar estos esfuerzos.

Sin embargo, el Gobierno devuelve los golpes al incursionar en actividades urgentes para contrarrestar los embates del cambio climático.

Hace un par de días han llegado a nuestro país los primeros especialistas taiwaneses que estudian las condiciones del corredor seco de Nicaragua para darle alas al proyecto del Plan Nacional de Riego, que pretende llevar agua al campo en época de sequía; hasta descubrir nuevas zonas para la siembra sostenible. Haciendo del país un competidor de la agricultura, representando una gran opción para que otras naciones confíen en nuestra capacidad de cosecha para el abastecimiento de alimentos.

“Estamos dando los pasos; se evidencia en las inversiones extranjeras directas y el buen manejo macroeconómico, pero necesitamos crecer mas allá del 6% y generar miles de empleos productivos y que ese beneficio macroeconómico beneficie microeconómicamente”; aporta el periodista Adolfo Pastrán.

Lo importante, comparto con el colega de Informe Pastrán, es que todo proyecto y toda inversión beneficie directamente a la población. Y con estrategias tan sólidas en el tema de las relaciones internacionales el camino está despejado para que Nicaragua cada día sea más competitiva; haciéndonos creer en que pronto estaremos a la par de los países más desarrollados.

Erick Ruiz José
Periodista TN8
@Erick_Nicaragua