A través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha hecho el llamado al Gobierno de Estados Unidos, específicamente al Estado de Texas, a suspender la ejecución del ciudadano nicaragüense Bernardo Abán Tercero, condenado a la pena capital, programada para el próximo 26 de agosto.

El representante de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada Colindres, explicó este mediodía a TVNoticias del Canal 2 de Televisión, que dicho organismo ha instado se suspendiera la ejecución de Tercero y respetarle su derecho básico a la vida, teniendo en cuenta que era un menor de edad cuando cometió el delito por el cual será ejecutado este miércoles.

“Según la CIDH, se han presentado serias deficiencias en el proceso realizado, en el proceso penal, también ha observado ineficacia de la defensa y han suprimido pruebas y declaraciones en el proceso, de forma tal que la CIDH ha instado a las autoridades de Estados Unidos que revisen el juicio y la condena de acuerdo a las garantías del debido proceso y también que se realice un juicio justo conforme a las normas del derecho interno de Estados Unidos, del derecho interamericano y del derecho internacional, con el fin de que se respete el derecho a la vida de Bernardo, se respete el derecho de protección a la infancia, el derecho a la justicia y el derecho al debido proceso”, declaró Moncada Colindres al programa noticioso.

El diplomático nicaragüense aseguró que la CIDH ha solicitado a las autoridades de Estados Unidos y del Estado de Texas a respetar las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y ha hecho recomendaciones para que se revise el juicio y la condena respetando las garantías reconocidas en la Declaración Americana de Derechos Humanos, se cumpla con las normas del debido proceso, se de la asistencia jurídica a la que tienen derecho los procesados, sobre todo en el caso de los condenados a la pena capital.

Moncada recordó que en días pasados el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, envió una carta a su homologo estadounidense, Barack Obama, formulando una petición especial de clemencia.

“El Presidente Daniel Ortega acudió al Presidente Obama en un gesto humanitario y a pedido de la familia del compatriota nicaragüense condenado a la pena de muerte en Estados Unidos”, añadió.

Moncada detalló que las gestiones para evitar la ejecución de Tercero se han hecho ante las autoridades estadounidenses, tanto desde el más alto nivel en Nicaragua como organismos que se han pronunciado a favor de suspender la ejecución quedando únicamente pendiente que haya un sentido humanitario, una decisión justa que permita suspender la pena capital y se revise el caso para hacer un juicio justo.

“Creo que lo que queda ahorita es la esperanza, estamos ante una situación en donde por un lado los estados tienen sus propios ordenamientos jurídicos y en este caso no se trata de cuestionar las leyes de un país, sino más bien hacer solicitudes de clemencia, de justicia, de un acto humanitario y de corregir vicios judiciales que podrían llevar a un acto terrible e irreversible como quitarle la vida a un ser humano mediante un proceso no justo y al ejecutar esa sentencia obviamente estamos ante un hecho irreversible e irremediable”, indicó el Embajador de Nicaragua ante la OEA.