“Es un discurso ponderado, propio de un estadista, en donde hace el llamado a construir la paz. No hay que olvidarse que en Nicaragua se ha venido avanzando en la paz, ha venido reconstruyéndose la paz y que ha venido avanzando en su democracia. Además lleva un mensaje en materia de relaciones internacionales, donde Nicaragua está dispuesta a la relaciones con todos los países del mundo,  siempre con el respeto mutuo”, valoró el subprocurador de derechos humanos Adolfo Jarquín Ortel.

Indicó que cuando el comandante Daniel manifiesta en su discurso que en Nicaragua no se quiere sembradores de guerra y si de paz, está dando un mensaje internacional “donde plantea cero violencia y respeto a la soberanía nicaragüense”.

Otro aspecto valorado por Jarquín Ortel y que repercute en los derechos humanos de los nicaragüenses, es la confirmación que en las reformas tributarias no habrá más impuestos para los pobres.

“Al no dar más impuesto a los pobres, es un llamado clarísimo y está ligado con la política que ha venido desarrollando el gobierno, que ha sido un gobierno de los pobres, un gobierno que ha venido dando soluciones a las grandes mayorías, es un gobierno que ha venido impulsando proyectos sociales en beneficio de las clases mayoritarias”, mencionó Jarquín Ortel.

El dirigente de la Central Sandinista de los Trabajadores, Luis Barbosa, dijo que el Comandante Daniel está buscando el equilibrio entre el sector empresarial y los trabajadores del país, para que ambos sectores se vean beneficiados del repunte económico que ha tenido nuestra nación.

“La juventud ahí (en la plaza y en los actos de celebración) rebozó y nos debe llenar de alegría a los trabajadores, a la militancia del Frente Sandinista de ver como rebozaba esa plaza de juventud, tenemos sandinismo para rato y te encontrás con  una juventud encabezando  a la par del Comandante las principales luchas que tenemos que realizar y en la retaguardia la vieja guardia que estamos permanente con el Frente para continuar  empujando los programas”, valoró Barbosa.

Los comerciantes de los mercados capitalinos, también destacaron la voluntad del comandante Daniel de seguir promoviendo la Reconciliación y la Paz, así como impulsar una concertación tributaria que no afecte a los sectores pobres de la nación.

“Fue un mensaje conciliador, es un mensaje que confianza, es un mensaje de paz y sobre todo ha dicho mantener un apoyo a la juventud, a las mujeres en el campo y en la ciudad. La participación fue masiva y el 90 por ciento eran jóvenes”, valoró  el comerciante Juan Caldera, presidente de la Cooperativa de Consumo Solidario del Mercado Oriental.

“El Comandante Ortega fue bien claro ‘impuesto para los pobres no’ y también se comprometió a buscar un equilibrio que permita el fortalecimiento de la producción nacional y también se comprometió a mantener hasta donde se pueda los incentivos y exoneraciones”, concluyó el comerciante.