Un millonario en Gran Bretaña, dueño de varios autos lujosos como Porsche, Bentley, Range Rover, Mercedes, Audi y BMW, utilizaba placas falsas para evitar ser multado por la policía.

El nombre de este peculiar hombre de negocios es Julian King, de 43 años, y ha sido director de varias compañías.

La lujosísima vida de King, quien además vive en una mansión valorada en 2.5 millones de libras (unos 3.9 millones de dólares), no le impidió cometer fraude para evitar las multas por conducir de forma inapropiada.

King utilizaba las placas falsas no registradas para sus vehículos, para poder parquear en lugares inadecuados.

El caso del millonario tramposo salió a la luz luego que una mujer reportó haber recibido 15 multas por automóviles que no eran de ella, pero que tenían placas similares a la suya.

Como consecuencia de sus actos, King tendrá que pagar la suma de 8 mil libras (12.500 dólares), al encontrar que sus distintos autos de lujo estaban involucrados en el fraude.

“Este no es el caso de alguien tratando de evitar una multa por una señal de alto. Esto era un fraude calculado, simple y sencillamente, y fue justamente castigado”, afirmó un policía local, citado por The Telegraph.