La estudiante Cristina López Osorio, a sus 14 años, obtuvo el primer lugar como Mejor Estudiante de Secundaria Vanguardia 2015” (categoría femenino), recién otorgado por el Ministerio de Educación (Mined), sin embargo asegura que sus metas aún no están cumplidas, sino que continuará estudiando porque para ella “aprender es la gran pasión de su vida”.

“Yo creo que en el colegio, he desarrollado esa pasión de aprender, y no tanto de estudiar. Vengo con la mentalidad a clases, de aprovechar lo que el profesor me está diciendo, y me apropio de ello. No necesariamente de memorizar y captar todo, sino de promover que yo misma interprete y utilice ese conocimiento que me están dando”, explicó López Osorio, estudiante del Colegio Bautista de Masaya.

Explicó que este reconocimiento fue entregado por el Mined en el contexto del Concurso Nacional “Mejor Estudiante y Docente Vanguardia 2015 de Educación Primaria y Secundaria”, en el marco de la Jornada Patria ‘Orgullo de mi País’; sin embargo, para obtenerlo primero tuvo que competir a nivel de núcleo (barrio); nivel municipal, departamental y finalmente a nivel nacional, logrando ser la estudiante con mejor rendimiento académico en todas estas etapas.

“Profesionalmente mi sueño es culminar varias carreras, porque eso me motiva a seguir aprendiendo y seguir mejorando. Con más conocimiento, quiero aportar un granito de arena para el desarrollo de Nicaragua, y que este país sobresalga en Centroamérica, Latinoamérica y el resto del mundo”, manifestó optimista López.

Su sueño es estudiar Marketing y Derecho

Esta estudiante, se catalogó como emprendedora, y aseguró que, luego de culminar su V año de educación secundaria, espera continuar estudiando en la universidad las carreras de Marketing y Publicidad, Derecho y Administración de Empresas, “para fortalecer el currículo profesional y los conocimientos que va adquiriendo en la vida”.

“Creo que la familia es uno de los peldaños más importante para lograr esto, porque el gusto por aprender no se adquiere de un día para otro, sino que se adquiere desde pequeña, porque mis padres siempre me fomentaron ese espíritu”, refirió Cristina.

También aseguró tener un gran agradecimiento a Dios, al sentir que ha sido Él quien le ha dado toda la capacidad y fuerza para salir adelante con sus estudios; al mismo tiempo que agradeció a sus profesores y la dirección del Colegio Bautista, por haberle dado un espaldarazo para coronar el primer lugar como estudiante de secundaria.

Prefiere ser admirada como buena persona

Esta excelencia académica, expresó que prefiere ser admirada por sus compañeros y profesores como una buena persona, y no precisamente por sus méritos académicos, tomando en cuenta que un estudiante debe desarrollarse en varios ámbitos de la vida, y no solo a nivel escolar.

“Un estudiante debe ser respetuoso, responsable, buen deportista, buen hijo, buen amigo. Me gusta desarrollarme en todos los ámbitos, no solo en lo académico, no por lo que piensen de mí, sino buscando en qué contribuir y ayudar a los demás, así he formado en este colegio una segunda familia”, destacó Cristina.

Marvin López, papá de esta gran estudiante del Colegio Bautista, manifestó que para él ha sido un gran orgullo saber que su hija se ha destacado en sus estudios durante mucho tiempo.

“Para nosotros es satisfactorio que ella responda al esfuerzo que en familia hemos hecho, durante todo el tiempo que ella ha estado en su jornada escolar, para alcanzar estas metas”, sostuvo.

Padres siempre deben orientar a los hijos

Indicó que los padres siempre deben orientar a los hijos hacia tareas y actividades que contribuyan a su futuro, a su desarrollo.

“Nosotros hemos estado siempre pendiente de esas motivaciones, y esas tareas encaminadas hacia la preparación académica de Cristina”, refirió.

Expuso que, en este sentido, es importante también el trabajo que ha venido desarrollando el Ministerio de Educación, al mejorar las metodologías de estudios, otorgándole a los estudiantes mayor autonomía, haciéndolos profesionales que actúan con determinación frente a las situaciones.

“Queremos agradecer el apoyo que ha recibido nuestra hija de parte del Colegio y de sus profesores, que se han preocupado en su preparación académica, sobre todo en esta última etapa del concurso”, expresó.

Por su parte, la mamá de Cristina, María Osorio Gadea, también explicó que como padres siempre apoyan a esta estudiante sobresaliente, incluso desde que dio sus primeros pasos, le enseñaron siempre a manejar juegos didácticos y siempre la han aconsejado.

“La clase que más le encanta son las matemáticas; y dentro de sus pasatiempos le gusta el voleibol. Ha representado Masaya, tiene liga en el colegio; es una muchacha muy amistosa, y tiene una gran cantidad de amigos; yo siempre le doy gracias a Dios por el don que le ha dado. Ella se esfuerza, es muy tesonera, muy trabajadora, se pone metas”, valoró María.

Siempre ha destacado en el Cuadro de Honor

Destacó que desde que Cristina inició a ir a clases en preescolar, siempre ha sido la mejor estudiante en el salón de clases. Además, que actualmente estudia operador de microcomputadoras e inglés.

“Siempre ha estado en el Cuadro de Honor, y siempre becada. Su sueño es estudiar Marketing, y quiere estudiar Derecho de forma paralela. Y nosotros siempre respetamos lo que a ella le gusta. La incentivamos en lo que ella quiere ser”, refirió.

Cristina comparte el primer lugar de Mejor Estudiante de Secundaria a nivel nacional, con el estudiante Jeison Enrique Ñurinda González, del Instituto Público Juan Pablo XXIII, del municipio de San Marcos (Carazo).