El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, encabezaron junto al Jefe del Ejército, General Julio César Avilés, el acto del 35 aniversario de fundación de la Fuerza Naval de Nicaragua.

El acto se realizó en la Plaza de la Fe “Juan Pablo II” y en este participaron la Jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera; la Ministra de Defensa, Martha Ruiz; el prelado de honor de Su Santidad, Monseñor Eddy Montenegro; y otros invitados especiales.

Durante su mensaje, el mandatario señaló que la Fuerza Naval ha salvado más de 4 mil vidas.

“Es, diría yo, la labor más humana, más solidaria, más cristiana, más socialista que cumple la Fuerza Naval: salvar vidas. ¿Qué sería de todas esas lanchas de pescadores que se han perdido en el inmenso mar sin una Fuerza Naval que corra ahí a rescatarlas? ¿Qué sería de las comunidades de nuestras costas cuando vienen los huracanes y va la Fuerza Naval casa por casa, van ahí a las comunidades, van ahí a los cayos a vencer la resistencia de las familias que no quieren salir, a persuadirlos para que salgan y se protejan y se puedan salvar las vidas frente a lo que es la amenaza mortal de un huracán?”, reflexionó.

Daniel dijo que esas son batallas que se libran prácticamente en silencio, porque la institución lucha para servirle a la patria y no para figurar.

El líder sandinista recordó que fue la Revolución Sandinista la que produjo el milagro de crear el Ejército, del cual surgieron destacamentos como la Fuerza Naval, continuadora del ideario de los héroes y próceres.

Al respecto, subrayó que el mismo General Sandino tenía una pequeña marina en el Río Coco, conformada por cayucos.

Dijo que actualmente el Ejército tiene una marina más moderna y más digna de acuerdo a las posibilidades del país.

Sin embargo, expresó que el Gobierno está luchando por dotar a la Naval de mayores y mejores medios que permitan principalmente salvar vidas, como también apoyar las labores de pesca en los mares, resguardar la soberanía nacional en el mar territorial recuperado mediante fallo de la Corte Internacional de Justicia (90 mil kilómetros cuadrados en el Mar Caribe), y hacerle frente al narcotráfico y al crimen organizado.

Sobre este último punto, Daniel manifestó que la lucha deberá mantenerse mientras continúe el consumo de drogas en el norte y la producción en el sur del continente.

“Mientras esté ahí esa amenaza, nosotros no podemos descansar”, indicó.

“Esta sigue siendo una tarea como la defensa de la soberanía y como la defensa de la vida de los nicaragüenses”, apuntó el mandatario.

Daniel saludó el sacrificio de compañeros de la Fuerza Naval caídos en el cumplimiento de su deber y reiteró el compromiso del Gobierno de seguir acompañando a la institución en el fortalecimiento y desarrollo de sus capacidades.

Defensa del medio ambiente

El Comandante subrayó que la Fuerza Naval también está inmersa en las labores de defensa del medio ambiente.

Señaló que Nicaragua es un país que aún conserva riquezas en flora y fauna, sin embargo, dijo que no se puede negar que diariamente avanza el deterioro de los bosques.

“Hacemos esfuerzos multiplicando la siembra, pero es más fuerte el avance de la frontera agrícola”, expresó.

El mandatario refirió que hay acciones ilegales que depredan el bosque, aunque también hay sectores organizados que extraen madera de forma legal, asumiendo los compromisos que ello conlleva.

Recordó que los ríos, lagos y mares en el mundo están cada vez más afectados por el desarrollo insostenible del planeta, lo cual se evidencia en el Calentamiento Global.

Al respecto, señaló que ni el invierno ni el verano tienen ahora la regularidad que antaño tenían, produciéndose por tanto los períodos de sequía.

Indicó que a pesar de la sequía en la región, Nicaragua tiene el privilegio de contar con la zona central y el Caribe donde sí se cosecha.

Destacó que a la par de esta sequía en el continente hay inundaciones en países Bolivia, Chile y Argentina.

“Todo esto lógicamente trae daños a las familias, trae daños a las poblaciones, trae daños a la economía”, lamentó.

Lucha contra el deterioro ambiental demanda recursos

Daniel dijo que la lucha contra esto demanda de recursos e inversiones en los países en vías de desarrollo, estando los países desarrollados obligados a ello.

El Comandante apuntó que la contaminación es un problema global, en donde los mayores retos para intentar descontaminar ríos y lagos lo han tenido que librar los países ricos, porque son los que tienen los recursos.

Dijo que incluso muchas veces estos países han fracasado en el intento, debido a los altos niveles de contaminación química en las aguas.

En este sentido, recordó que los mares están altamente contaminados, pero que aún así continúan brindando la riqueza pesquera a la humanidad.

Daniel afirmó que en el 2007 se empezó a poner un freno a la destrucción de los recursos naturales en Nicaragua, uniendo esfuerzos con la Policía, las Alcaldías y las Comunidades, para que las mismas comunidades “no cayeran en el espejismo de otorgar concesiones a los que querían destruir el bosque”.

Para Daniel, esta es una batalla muy difícil, y la catalogó como una lucha por la vida en momentos en que la población mundial está creciendo como nunca en la historia.

“Más de 7 mil millones (de personas) de nuestro planeta demandando alimento, educación, salud. Por eso es que el objetivo de la lucha contra la pobreza es un compromiso global contra la pobreza, contra la extrema pobreza”, dijo el Comandante, destacando la importancia de convertir a las familias pobres en agentes productivos.

Durante esta celebración les fue entregada la Medalla Honor al Mérito Naval en Primera Clase al Jefe de la Fuerza Naval de El Salvador, capitán de navío René Francis Merino; y al Jefe de Estado de la Fuerza Naval de Honduras, capitán de Navío Carlos Enrique Ochoa Turcios. Esta medalla también le fue otorgada al titular del Inpesca, Danilo Rosales y al teniente de fragata Kepler Silva.