El Barrio Anexo a Villa Libertad es uno de los sectores más poblados del distrito VII, contando con más de mil viviendas, lo cual equivale a una gran cantidad poblacional. Ante la recién declarada alerta sanitaria, sus habitantes se han dispuesto a no dar chance a la aparición de casos positivos de Dengue y Chikungunya, para ello trabajan de forma organizada en la eliminación de criaderos y dan cumplimiento a las orientaciones de las autoridades de salud.

Desde tempranas horas de este miércoles, los ciudadanos salieron del interior de sus viviendas para permitir que los brigadistas de salud inspeccionaran los patios y recipientes con agua, a los que también les aplicaron abate; simultáneamente las viviendas fueron fumigadas y en los casos donde se encontraban objetos en desuso, fueron entregados a los recolectores de basura de la municipalidad.

“Todo lo que hace el gobierno es importante, sin embargo nosotros debemos de garantizar el aseo en el hogar, hoy hemos sacado todo lo que no utilizamos para que se lo lleve el camión de la basura. Es importante que todos tomemos conciencia y permitamos que los trabajadores de la salud hagan su trabajo porque si nos oponemos estamos siendo causantes indirectos de las enfermedades” señaló Gabriela Hernández.

“Pienso que la única manera de evitar el Chikungunya y Dengue es manteniendo limpias las casas, todos debemos ser responsables para que fumiguen y abatizen, además no debemos esperar tanto tiempo si en determinado momento presentamos síntomas de esas enfermedades, estamos en la obligación de ir al centro de salud porque la garantía de nuestro bienestar es personal” destacó Fernando Bonilla.

El Plan de Lucha Anti Epidémica es un trabajo integral en el que se aglutinan el Ministerio de Salud, la Alcaldía, los Consejos de Desarrollo Humano y la población en general, lo cual ha permitido que en la capital se logre eliminar grandes cantidades de criaderos, garantizando así que no se presenten más casos positivos.

“El plan está dirigido a desarrollar acciones primordiales como la sensibilización, inspección de las viviendas, aplicación de abate, fumigación y asistencia técnica en el caso de la presencia de pacientes febriles. Recordemos que al no haber criaderos, no hay mosquitos, ni personas afectadas” dijo la doctora Lastenia Gómez, Directora del Centro de Salud Villa Libertad.

“Todos nos hemos volcado a mantener limpio nuestro barrio, hablando con nuestros vecinos para que mantengan hábitos correctos de higiene y limpieza en sus viviendas, porque lo más importante es no dar oportunidad a que el mosquito se reproduzca” concluyó Elis Saborío, miembro del Consejo de Desarrollo Humano.