Movimientos sociales y partidos políticos ultiman hoy detalles de las movilizaciones de mañana en diversas ciudades de Brasil en defensa de la democracia y contra los intentos de golpe promovidos por sectores de derecha.

Según la agenda difundida por el gremio Central Única de los Trabajadores (CUT), la Unión de Estudiantes de Brasil (UNE) y el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) se registrarán marchas desde horas tempranas de este jueves en todo el país.

Las manifestaciones de mayor peso ocurrirán en 10 capitales estaduales, donde los brasileños saldrán a las calles a respaldar la institucionalidad del país, rechazar los intentos de desestabilización política y actos de intimidación, señaló el líder de la CUT en Sao Paulo, Adir dos Santos Lima.

Vamos a dejar claro que no aceptaremos ningún tipo de provocación o violencia como la bomba casera lanzada en días pasados contra el Instituto Lula, subrayó.

Lima dijo que mostrarán igualmente su repudio a las pretensiones de crear un ambiente de pesimismo y desesperación para impulsar un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, pedir su sustitución y demandar nuevas elecciones.

Para la máxima representante de la UNE, Carina Vitral, la movilización de mañana será una respuesta a las protestas del 16 pasado y demandarán respeto a los electores brasileños que votaron por la reelección de Rousseff en los comicios de 2014.

Aprovecharemos esta ocasión para discutir los rumbos del gobierno y el país, y colaborar para encontrar una salida que asegure la reanimación y crecimiento de la economía con una Agenda Brasil que contenga propuestas sociales, indicó.

"Queremos presentar una agenda de reformas populares", recalcó al ratificar que los estudiantes estarán mañana en las calles de todo el territorio nacional.

Al igual que Vitral, el coordinador Nacional del MTST, Guilherme Boulos, dijo que en las marchas demandarán un cambio de posición en el Congreso, donde bloques conservadores intentan imponer sus recetas, en detrimento de la estabilidad nacional.

Destacó que además de respaldar la democracia, exigirán al gobierno implementar reformas políticas, la manutención de los programas sociales y un impuesto para las grandes fortunas.

El MTST va a garantizar la presencia en las calles de Sao Paulo de más de 20 mil personas, enfatizó.

Los partidos de los Trabajadores (PT), en el gobierno, y Comunista do Brasil (PCdoB), convocaron a sus militantes a marchar junto con los gremios en las movilizaciones para rechazar los intentos golpistas de sectores de derecha.

Otras organizaciones como la Unión de Jóvenes Socialistas, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y asociaciones de mujeres se sumarán a estas marchas.