Las inundaciones han provocado la muerte de 232 personas y la desaparición de otras 55 en toda China en lo que va de año, la mayoría de víctimas en el sur del país, dijo hoy martes el Centro Estatal de Control de Inundaciones y Alivio de la Sequía.

Alrededor de 59,32 millones de personas en 29 provincias se habían visto afectadas por las inundaciones hasta ayer lunes, provocando pérdidas económicas directas por un valor de 117.600 millones de yuanes (18.400 millones de dólares), según las estadísticas del centro de control.

Los daños causados por las inundaciones en 2015 han sido menos graves respecto a años anteriores, y la cifra de muertos en el periodo ha sido la más baja de la historia, dijo Zhang Jiatuan, alto funcionario del centro.

Las provincias más gravemente afectadas han sido Fujian, Jiangsu y Zhejiang, en el sureste y este del país, añadió Zhang.