El director de la Unidad Técnica de Enlace para Desastres Naturales del Ministerio de Educación (Mined), Juan Salvador Méndez, explicó que durante la realización del Séptimo Simulacro Nacional de Educación, que se llevó a cabo la mañana de este martes en los distintos centros educativos de todo el país, involucró a más de 1.7 millones de estudiantes y un aproximado de 60 docentes de 8 mil colegios públicos, privados y subvencionados.

“Hemos tenido la alegría de ver como cada mes vamos aumentando en la cantidad de participantes, vamos aumentando en lo que son los preparativos para que nuestra comunidad educativa esté lista ante cualquier emergencia”, manifestó Méndez al recordar que estos ejercicios han permitido que tanto maestros, estudiantes y padres de familias estén preparados para hacerle frente a las distintas situaciones de emergencia.

“El objetivo es ir mejorando cada día más y en este simulacro estamos dando especial énfasis en las debilidades que podamos encontrar todavía en las escuelas para que nuestros niños, niñas, maestros y padres de familia puedan ponerse a buen resguardo ante cualquier emergencia”, indicó el funcionario del Mined.

Méndez destacó la colaboración de los padres de familia que poco a poco se han venido incorporando de manera comprometida en estos ejercicios, estando claros que esto contribuye a la seguridad de sus propios hijos.

El octavo simulacro de los centros educativos se llevará a cabo el tercer martes de septiembre, ejercicio en el cual se continuará trabajando en la profundización de la capacidad organizativa y de respuesta de cada una de las escuelas.