Las autoridades cubanas alertaron hoy sobre una sequía en la isla caribeña que podría afectar el suministro de agua hasta el próximo año.

La actual temporada de lluvias en la mayor de las Antillas, que va de mayo a octubre, está marcada por una “sequía intensa”, según una nota informativa de la Defensa Civil cubana publicada en el diario “Granma”.

El nivel de los embalses de agua está “muy por debajo de su capacidad de llenado” y también descienden las fuentes subterráneas, señaló el texto.

Ello ha causado ya algunos inconvenientes en el suministro de agua para la población, la agricultura y otras industrias, según se desprende de las informaciones del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Los pronósticos de los servicios de meteorología prevén que la sequía continúe en lo que resta del año y que afecte probablemente por ello a las reservas de agua para el periodo seco de 2016, que empieza en noviembre.

Las autoridades llamaron a la población a cuidar el recurso y formaron grupos de trabajo temporales para luchar contra las filtraciones de agua, entre otras medidas.

Varias provincias alertan desde hace semanas sobre los problemas por la falta de lluvias en la actual temporada ciclónica. “Granma” calificó hace unos días la sequía en Pinar del Río, en el occidente de la isla, como la peor de los últimos 50 años.