El Gobierno de Nicaragua llamó a la comunidad educativa a participar este martes en el Simulacro Nacional de Colegios ante Terremotos.

El doctor Guillermo González, asesor presidencial en temas de riesgo y co-director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), manifestó que el sistema educativo ha venido desarrollando a lo largo del año el proceso de explicar a los estudiantes cómo son estos fenómenos y sus efectos.

“Se ha venido trabajando para que los niños, las niñas, los jóvenes, los adolescentes estén preparados frente a situaciones especiales”, señaló.

En los colegios se han venido preparando los planes de emergencia, los planes de evacuación, se han identificado los lugares seguros y se han identificado las mejores formas en que los jóvenes, a la hora en que se dé el banderillazo, por decirlo de alguna manera, salgan de manera ordenada hacia los lugares de seguridad”, afirmó.

Por esa razón González ha invitado a los padres de familia a que se sumen a este esfuerzo y alienten a sus hijos a que lo hagan de manera ordenada y presten atención a los maestros y compañeros que se han organizado en brigadas de rescate.

El objetivo es que vayamos haciendo de “este esfuerzo un mecanismo sólido de preparación ante cualquier evento”.

“Mañana a las 9:45 en todo el territorio nacional en todos los colegios desde el nivel preescolar, primaria, secundaria, etc, se estará desarrollando este simulacro de este mes que nos irá dando cada mes más capacidades para enfrentar los fenómenos naturales y nos irá preparando para el simulacro nacional del 22 de septiembre en el que estaremos todos unidos articulados desarrollando un ejercicio más que nos dé mejores condiciones para enfrentar los desastres naturales”, explicó el asesor Presidencial.

Colegios preparados

Estudiantes y docentes de los centros educativos de Managua manifestaron que están preparados para participar este martes en un nuevo ejercicio de simulacro de terremoto.

Los estudiantes explicaron que están preparados en sus brigadas de rescate, evacuación y psicológicas para ejercitar prácticas y conocimientos que han adquirido en las aulas de clase.

En institutos como el Benjamín Zeledón y el Rigoberto López Pérez los ejercicios de simulacro han permitido definir rutas de evacuación, zonas de seguridad y medidas de protección ante la ocurrencia de sismos y otras contingencias.

María Luisa Ramírez, directora del Instituto Benjamín Zeledón, explicó que el simulacro consiste en la preparación y ejercitación ante cualquier evento que se presente.

"Esto lo hacemos mensualmente y tenemos preparadas las brigadas, las rutas de evacuación, las zonas de seguridad y las medidas a tomar ente cualquier evento", indicó.

"Los simulacros han sido de mucha validez porque en las situaciones de emergencia que se nos presentaron el 28 de julio se pudo verificar, constatar el trabajo que se ha venido haciendo ya que los muchachos actuaron con responsabilidad en esa situación. Esto nos ayuda a prepararnos ante cualquier situación que se pueda venir y los padres están atentos de la respuesta que estamos dando en los centros educativos", agregó Ramírez.

Roger Salgado, director del Rigoberto López Pérez, mencionó que en ese centro estudian casi 3 mil alumnos que ya están preparados para participar en el simulacro.

"Se van a activar todas las brigadas el día de mañana, cada una tiene su objetivo y están conformadas entre 10 y 15 alumnos. Cada una de las secciones de clase tiene su zona de seguridad", explicó Salgado.

Estudiantes participarán en brigadas

En ambos centros los alumnos conforman las diferentes brigadas que trabajan posterior a un evento telúrico para socorrer a los demás estudiantes.

"Nuestra misión consiste en ayudar y capacitar a nuestros compañeros para llegar a las zonas de seguridad establecidas. Aquí tenemos dos zonas de seguridad, una que está en la cancha y otra en la zona baja del colegio", explicó Mario Benavidez, integrante de la brigada de seguridad del Instituto Benjamín Zeledón.

"Estos simulacros nos dejan muchos aprendizajes que hemos puesto en práctica. En los últimos sismos fue increíble como nos coordinamos y apoyamos para que trabajáramos todas las brigadas, todo salió bien", dijo el joven.

"Nos han enseñado a salir con calma, con las manos en la cabeza, no ponernos nerviosos, salir tranquilos y eso nos ha ayudado bastante. En los sismos que han ocurrido se ha notado el esfuerzo de los alumnos y profesores porque hemos captado las recomendaciones y los profesores han apoyado mucho", dijo la estudiante Jamy Wester.

Francisco Torres, docente del Benjamín Zeledón, mencionó que los estudiantes y profesores están preparados para enfrentar cualquier evento sísmico que se pudiera presentar.

"Hemos sido capacitados por la Cruz Roja, Bomberos, Sinapred y a lo interno hemos estado recibiendo instrucciones en cuanto a tomar medidas ante estos eventos. Es importante porque nos enseñan a resguardar la calma y la orientación es proteger la vida", explicó, Torres.