Catarina se encuentra a 45 kilómetros de Managua, capital de Nicaragua. Este hermoso municipio cuenta con una belleza inigualable. Sus paisajes, senderos, artesanías y plantas hacen de este lugar una de las opciones preferidas de centenares de personas.

Además de esa imponente belleza, Catarina cuenta con un plan de seguridad policial día y noche para garantizar a los lugareños y turistas un ambiente tranquilo alejado de la delincuencia.

Los agentes policiales se mantienen en distintos puntos como en los alrededores del mirador y la laguna de Apoyo, vigilan los senderos que son recorridos por los más intrépidos turistas y realizan patrullaje a pie y en moto por las calles y entradas del municipio.

El Teniente Lenin Selva de la delegación policial de Catarina, explicó que “Este plan se ejecuta de manera permanente para asegurar la seguridad de los turistas y la gente que vive acá. El plan se da mayor fuerza de viernes a domingo”.

“Cumpliendo con las orientaciones de nuestro presidente (Daniel Ortega) y la compañera Rosario damos la seguridad al turismo de manera permanente, para ello hacemos uso de 4 agentes para lo que es el mirador y los senderos donde se puede ver la fauna”, destacó.

“Resguardamos para que no hayan chapeos de vehículos y algunos delitos que se hacían en la zona de los senderos y podemos destacar que se previene bastante y como pueden ver los turistas son testigos de la seguridad que brindamos”, aseguró Selva.

Turistas destacan seguridad policial

“Veo mucha gente, en mi caso yo vengo de Boaco con mi esposa y mi familia a conocer y a comprar. Yo soy jubilado, vengo de Chile y he llegado a vivir a Nicaragua, me he dado cuenta que en realidad hay seguridad bastante porque veo mucho control de la Policía en la entrada, en los parqueos de los carros hay gente que está cuidándolos”, resaltó Jean Carlos Mondaca.

Senelia Sosa, llegó junto a su hermana que vive en el extranjero para comprar ropa bordada por manos nicaragüenses.

“Andamos con mi hermana que vive en España, entonces la andamos acompañando para que compre sus cosas. El lugar me parece bello, las cosas que elaboran los nicaragüenses la verdad son lindas, están bien diseñadas, la imaginación que tienen es extraordinaria y nos encanta venir aquí”.

Sobre la seguridad afirmó que “Todo seguro el lugar, por ejemplo uno deja sus cositas en el carro y todo está tranquilo”.

Comerciantes agradecen resguardo policial

Los residentes cada día explotan más el poder del turismo, por tal razón han hecho de sus casas prósperos negocios en los que ofrecen hermosas plantas ornamentales, artesanía, ropa, calzado y alimentos, todo cerca de la imponente laguna de Apoyo, el mayor atractivo para turistas nacionales y extranjeros que pueden observarla desde el mirador.

“La policía respalda bastante a los turistas. En mi caso veo que en él área de ropa y en el mirador hay bastante seguridad. Como Vienen muchos turistas a nosotros que somos vendedores también nos interesa que haya siempre seguridad porque viene con más confianza a comprarnos a nosotros”, dijo Maritza del Socorro Quintanilla, propietaria de una tienda de ropa y artesanía.