El subdirector del Centro de Salud Sócrates Flores, doctor Freddy Suárez, reiteró el llamado a la población nicaragüense, a la eliminación de los criaderos de mosquitos a fin de prevenir enfermedades como el dengue y el chikungunya.

"Esa es la clave, evitemos tener todos esos recipientes no útiles como una cáscara de huevo, un zapato viejo, una lata vieja que no nos sirve, la bolsita de meneito que queda en el patio y que recoge agua cuando llueve o regamos, a veces hay maleza en los patios; todos esos son criaderos y si eliminamos todos esos criaderos no hay mosquito, si no hay mosquito no hay enfermedad", declaró el doctor Suárez.

El funcionario también hizo el llamado a las familias a permitir el ingreso de los brigadistas a sus viviendas.

“Hay que estar siempre anuentes con nuestros brigadistas, que nos abran siempre las puertas, que nos reciban, que nos acompañen a inspeccionar la vivienda porque ellos conocen bien los rincones de sus casas y podemos revisar mejor dónde pueden haber criaderos”, indicó el subdirector del centro asistencial.

El doctor Suárez señaló que como Ministerio de Salud se están desarrollando esfuerzos para eliminar los criaderos de mosquitos tanto con la abatización y fumigación de cada una de las viviendas con la colaboración de las familias nicaragüenses.

“Nosotros como unidad de salud estamos preparados, estamos trabajando todos los días de la semana, vamos a reforzar las unidades porque los casos febriles están llegando, pero lo importante es detectar factores de riesgo, signos de peligro como cuando las personas se ponen heladas, presentan mareos, vómitos, dolor de estomago y se desmayan, esos son signos de gravedad y los alertamos que si presentan estos síntomas acudan a la unidad de salud más cercana”, manifestó Suárez.

Población atenta a acatar medidas orientadas por el MINSA

Luis Manuel Alemán Tercero afirmó que la primera medida que se debe tomar en las viviendas es la limpieza, el cuidado de los alimentos y dejar entrar a los hogares a los brigadistas de salud para que abaticen y fumiguen para el bien no solo de los habitantes de esa casa sino de toda la comunidad.

“Debemos tomar conciencia sobre la limpieza, botar los objetos que acumulan agua cuando llueve, cuando lavemos los trastes procurar que queden bien secos y no escurran agua para que no se reproduzca el mosquito, mantener limpias nuestras casas y abrir las puertas de nuestras casas cuando lleguen los que andan fumigando y abatizando porque así contribuimos a eliminar el zancudo”, dijo Fernando Guevara.