Las autoridades argentinas decretaron la alerta sanitaria en las localidades afectadas por las inundaciones y llamaron a la población a incrementar las precauciones en medio de un amplio operativo de asistencia a la salud.

Lluvias durante los últimos días desataron inundaciones en 39 municipios, principalmente, de la provincia de Buenos Aires y la colindante Santa Fe al desbordarse los afluentes del caudaloso río La Plata.

Las precipitaciones comenzaron a mermar y el nivel de las aguas a bajar, lo cual propicia hoy el lento regreso de evacuados a sus casas, aunque anoche cayeron nuevos chubascos en el sur de Santa Fe y en un par de poblados los habitantes tuvieron que dejar sus hogares.

Los pronósticos meteorológicos prevén un mejoramiento lento y progresivo de las condiciones climáticas, pero con el paso de los días, una de las preocupaciones que aparecen se relaciona con la salud de la población y el riesgo de que haya brotes de enfermedades o epidemias.

Ese temor emana de la gran mortandad animal que se visualiza, señaló hoy el diario El Argentino.

En las localidades afectadas se desarrolla un operativo sanitario que incluye vacunación para prevenir Hepatitis, Gripe A y Leptospirosis, y se procurará desinfectar correctamente las viviendas inundadas a medida que baje el agua.

La directora de Emergencias Sanitarias de la provincia de Buenos Aires, Patricia Spinelli, aseguró que comenzó a bajar el nivel de las aguas y se facilita la vuelta a casa de los damnificados.

Sin embargo, alertó a los afectados por la presencia de ratas y víboras en la zona, y ya se reportan las primeras mordidas de serpientes.

Los partidos en los que se está trabajando con más intensidad son Mercedes, Pilar, Luján y Chacabuco, detalló esta mañana la funcionaria en diálogo con radio La Red y Belgrano.

El Ministerio de Salud emitió hoy un comunicado en el que recuerda una serie de medidas a tener en cuenta en el regreso de los afectados a los hogares.

En resumen, precisa que es importante evitar accidentes con artefactos eléctricos, limpiar y desinfectar los ambientes y todos los objetos que han estado en contacto con agua contaminada de la inundación.

Varios medios reportan que el gobernador bonaerense y candidato presidencial, Daniel Scioli, y el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, recorren zonas afligidas por los anegamientos.

En declaraciones a la prensa, Berni dijo que ahora empieza la tarea más difícil que es contener a los damnificados cuando baja el agua y acompañar a cada familia en el regreso a su casa, lo cual puede resultar una situación traumática.

Varias organizaciones sociales convocaron a sus miembros, e igual hizo el secretario general de la Presidencia, Eduardo de Pedro, a jornadas solidarias para acompañar y asistir a los damnificados en estos momentos, al tiempo que se recolectan donaciones en el país.