Nicaragua tiene asegurada una producción que permita brindar seguridad alimentaria a todos los municipios del país, pues los datos de la siembra de primera del actual ciclo productivo reflejan signos positivos, a pesar que en algunas regiones el régimen de lluvias afectó algunos cultivos.

Lo anterior es parte de las afirmaciones realizadas por el Ministro de Agricultura, compañero Edward Centeno, durante un encuentro con los alcaldes del país celebrado en las instalaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), en la que explicó las perspectivas del presente ciclo agrícola.

En este encuentro también participó, el compañero José Milán, asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) que cotidianamente brinda capacitaciones a los funcionarios de los gobiernos locales en relación al Cambio Climático, las proyecciones estimadas y cómo afrontar la variabilidad climática.

“Estos encuentros permiten compartir con los gobiernos locales del Poder Ciudadano, aspectos relacionados con el desarrollo del ciclo productivo, las condiciones climáticas y cómo están viendo todas las actividades en el campo; son determinantes para coordinar y articular todas aquellas acciones que beneficien a la producción nacional”, dijo Centeno, al explicar el objetivo del encuentro y destacar que desde las municipalidades también hay planes de atención y acompañamiento a los pequeños y medianos productores.

Producción de granos básicos con buenas cifras

Subrayó que el gobierno junto con las municipalidades viene implementando una serie de programas dirigidos a reactivar e incrementar la pequeña producción, entre estos las escuelas técnicas de campo, el crédito solidario y transferencia de tecnología.

Explicó que gracias a ese trabajo en los municipios, la producción de granos como el arroz, los frijoles y el maíz están garantizados, reconociendo que siempre en el arroz hay un contingente importado de casi el 30% del consumo nacional, que es acordado con los productores.

“En el caso del maíz y los frijoles, la producción ha sido lo suficiente para abastecer el consumo nacional y esperamos que este año, a pesar de las manifestaciones que tenemos en algunas zonas del corredor seco, podamos tener la suficiente producción para garantizar el abastecimiento nacional. Con la producción de frijoles, consideramos con el área que fue sembrada en este subciclo de primera, si todo continua como hasta el momento, podrá haber suficiente granos para abastecer”, dijo Centeno, recordando que las metas de producción son consensuadas por el Sistema de Producción, Consumo y Comercio al que están integrados las principales organizaciones de productores.

Difícil predecir comportamiento del clima

Reconoció que en las zonas secas compuesta alrededor de 66 municipios hubo afectaciones en el maíz, sin embargo la producción lograda en otras regiones donde se ha registrado buenos regímenes de lluvia, compensa en gran parte la baja en el corredor seco.

El asesor científico del INETER, José Milán manifestó que aún estudian las proyecciones para el tercer ciclo de invierno entre septiembre, octubre y noviembre. Recordó que Nicaragua aún está en el periodo canicular que está previsto cerrar el 15 de agosto o una semana después.

“Lo correcto sería esperar a ver cómo cierran con las temperaturas del mar y demás datos a finales de este mes, porque siempre la canícula se dice que termina el 15, pero puede ser que termine el 20 o un poquito después, pero después hay que ver cómo cierran las condiciones del tiempo”, dijo Milán.

Dijo que a partir de septiembre pueden ocurrir dos escenarios; uno en que se mantengan las condiciones que hemos tenido en los últimos dos meses o que mejoren en algunos municipios los regímenes de lluvias, teniendo en cuenta que entre los meses mencionados históricamente se han dado abundantes precipitaciones.

Las explicaciones de Milán a los alcaldes, forman parte del ciclo de capacitaciones que tienen el gobierno con todos los equipos municipales, a fin que puedan tener conocimientos básicos en torno al cambio climático y la variabilidad climática, el impacto y como adaptarnos.