La presentación de la película fue además un emotivo acto en el que se recordó al Comandante Tomás Borge, fallecido el 30 de abril de este año y se entonaron los himnos de Nicaragua, de la Argentina y del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Además, compartieron sus palabras la embajadora de Nicaragua Fabiola Masís, la presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) Liliana Mazure y los directores del documental, Roberto Persano, Santiago Nacif y Daniel Burak.

“Nicaragua… el sueño de una generación” -relata Nacif- es “la Revolución Sandinista contada desde la experiencia de los argentinos que viajaban a colaborar apostando a los lazos de hermandad internacionalistas, porque como decía el Che Guevara, ninguna revolución es ajena y si hay una revolución en cualquier parte del mundo, un buen revolucionario debe estar ahí”.

La Revolución Sandinista triunfó el 19 de julio de 1979 y puso fin a la dictadura corrupta y asesina de la familia Somoza, que mantenía al país sumido en la explotación y la pobreza. Numerosos intelectuales, artistas, profesionales y convencidos revolucionarios de América Latina y el mundo apoyaron y admiraron aquel logro popular, que coincidió con los años más oscuros del terrorismo de Estado en Argentina y gran parte de la región.

Hoy, transcurridas más de tres décadas de aquel sueño enorme, nicaragüense y latinoamericano, al que se llegó tomando las armas y se consolidó en las elecciones democráticas de 1984, el sandinismo conmemora ese tiempo estando nuevamente en el gobierno. Y recién desde hace algunos años en América Latina, el anhelo de la Patria Grande comenzó por fin a cimentarse en la región.

“Convertimos las heridas en flores. Sobrevivimos -a quienes nos tocó sobrevivir- para construir nuestros países libres y soberanos”, aseguró la presidenta de INCAA en la presentación de la película.

“Nicaragua… el sueño de una generación” habla de quienes desde sus vivencias dan testimonio de la lucha por la liberación de un pueblo que no era ajeno, y de quienes derramaron su sangre y entregaron sus vidas para que esa utopía inmensa se convirtiera en realidad.

“Así son las revoluciones, son hermosas y son terribles”, reza una voz al final del documental sobre las imágenes de jóvenes milicianos alegres sabiéndose entregados a una causa. “El tiempo más hermoso de una revolución es cuando todos enseñan y todos aprenden”, dice otro de los entrevistados haciendo referencia a la Cruzada Nacional de Alfabetización de la que participó todo el pueblo de Nicaragua y que la película muestra con grabaciones de aquella travesía.

El filme enlaza de forma dinámica y emotiva el pasado y el presente, invita a conocer el compromiso de la lucha revolucionaria, los relatos de hombres y mujeres que son parte de esa historia, el dolor del triunfo del imperialismo norteamericano de la mano de Violeta Chamorro en los años 90 y por fin la recuperación de los sueños con el retorno del sandinismo al poder.

“'La pucha si valió la pena!”, exclama otra de las voces protagonistas que eligieron los realizadores para contar la historia de un país en el relato humano de personas que creyeron en un ideal y trabajaron por él.

En el colmado auditorio que presenció la proyección de “Nicaragua… el sueño de una generación”, estuvieron presentes además, la periodista Stella Calloni, el investigador Carlos Vilas, el copresidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Miguel Monserrat, y el periodista y miliciano sandinista Jorge “El Pampa” Ubertalli, entre muchos otros.