La mañana de este 13 de agosto comenzó agitada en la zona cercana al Volcán Momotombo.

Cuatro sismos de baja magnitud, pero a poca profundidad, debido a su origen en fallamiento local, se dieron en un lapso de aproximadamente tres minutos.

De acuerdo al Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), el primer sismo ocurrió a las 6:47 y el último a las 6:50. La magnitud de cada uno de estos movimientos osciló entre los 2.5 y 3 grados de magnitud y con profundidades de entre 9.2 y 9.9 kilómetros.

Minutos después, a las 6:59 de la mañana ocurrió un nuevo temblor de 2.5 grados a 9.9 kilómetros de profundidad.

Desde hace días, los especialistas del INETER mantienen monitoreo a estos sismos, debido a una reactivación de los enjambres en esta zona, que el año pasado (2014) fue epicentro de eventos mayores que activaron la alerta roja en la capital y municipios aledaños.