El folklore, la tradición y una gran variedad de productos es de lo que pueden disfrutar las familias capitalinas que asisten al Parque Nacional de Ferias, donde se están celebrando las fiestas patronales de la capital.

Al caer la noche, el sitio se vuelve un espacio aún más hermoso, donde familias completas asisten a disfrutar de las presentaciones culturales mientras degustan nuestros platos tradicionales, como el quesillo, la pupusa y el fresco de chicha, culminando con un rico dulce elaborado por los pequeños artesanos.

Los visitantes también aprovechan el espacio para adquirir algunos productos para el hogar, bisutería, plantas, o bien, recibir atención médica por parte de los médicos naturistas que brindan sus servicios a bajos precios, logrando de esta manera satisfacer sus demandas.

“La feria está muy bonita, hay variedad de productos, pero lo que más me gusta es la medicina natural y por eso compré lo que necesito, medicamentos, plantas y alimentos. Acá todos venimos a pasar un rato entretenido porque todo es festejo, el clima es agradable y nos permite alejarnos un poco de lo habitual” destacó Olga García.

“Buena iniciativa la del gobierno, se ha puesto las pilas porque acá se está mostrando nuestra cultura, los bailes son tradicionales y todo está barato y hay mucha seguridad, no necesitás de grandes cantidades de dinero para divertirte porque la entrada es gratis y todo lo que se vende aquí está acorde a nuestro bolsillo” señaló Germán Solano.

“Acá pasamos feliz junto a nuestros hijos, vos venís a la feria y no sentís temor de ser víctima de robo, los productos están baratos y la comida deliciosa. Los bailes son un elemento fundamental en la feria porque nuestros hijos están enriqueciendo su cultura” dijo Santos Medina.

Los expositores afirman que las ventas han superado sus expectativas y esperan que en los próximos días la feria continúe con la misma afluencia de visitantes y compradores, lo cual les permitirá concluir con todos sus productos.

“Esta ha sido una gran oportunidad para los pequeños artesanos y productores, la gente ha venido mucho y eso nos contribuye a nuestras ventas, las que son buenísimas a tal punto que nuestros productos tienen una gran aceptación, la demanda ha crecido y eso permite aumento en la producción y por ende estamos generando empleos temporales” concluyó Eveling Díaz, de Creaciones Gloria.